Skip to main content

Noticia

Coches clásicos

Viejas glorias: Jeep Willys

Willys MB

Especial, muy especial.

La historia del Jeep Willys se remonta a la Segunda Guerra Mundial, cuando el Ejército de Estados Unidos pidió a los fabricantes de automóviles un automóvil ligero, de bajo coste y capaz de resistir a terrenos complicaciones y duras condiciones. Tras la contienda más importante de la historia, el Jeep Willys adopta un enfoque civil, sirviendo de aliado para los que necesitaban un coche capaz de todo.

No te pierdas todas las novedades de 2019

Los orígenes

Con el encargo del Ejército de los Estados Unidos, tres fabricantes se pusieron manos a la obra. Entre ellas estaba Ford Motor Company y Willys-Overland Motors, fabricantes que presentaron sus prototipos al ejército. Todos los prototipos ofrecían algo interesante, aunque el que más trascendería sería el Willys. Eso sí, ambas compañías trabajarían de “forma conjunta” para conseguir abastecer el encargo.

VÍDEO: Jeep Gladiator 2019, la pick-up más bestia en movimiento

El Willys MB era un coche muy apto para las tareas bélicas. Servía de ambulancia o de coche de exploración. Se montó una ametralladora Browning en su caja trasera, se utilizó como soporte de lanzacohetes y morteros o incluso como camión de bomberos en portaaviones. También como coche de mando, como remolcador de piezas de artillería o como vehículo base para tropas paracaidistas. Igualmente, también hemos podido verlo en fotos portando cable telefónico.

El todoterreno que utilizó el Ejército de los Estados Unidos destacaba por ser ágil, versátil y capaz de traccionar en terreno embarrado. También demostraba cierta soltura en nieve, consiguiendo completar duras misiones. Su conocida estética pasó a la historia, llamando la atención por su capo plano y su característica calandra con los faros integrados. El modelo bélico carecía de puertas y de techo, aunque podía montarse capota y cita de seguridad para las puertas.

Modelo CJ

Tras la guerra se decidió fabricar una versión del exitoso Willys MB. El resultado sería el primer Jeep, vendiéndose al mundo en 1945. La siglas con las que era conocido este modelo eran las de CJ, haciendo alusión al Jeep Civil. Esta versión incorporó la conocida calandra de 7 aberturas de la marca, siendo una versión totalmente mejorada del modelo militar. Destacaba el tanque de gasolina externo, el gancho trasero para acoplar herramientas agrícolas o la mejora de la caja de velocidades. Y con el tiempo… ¿sabes cuál fue su sucesor? Exacto, el Jeep Wrangler.

Lecturas recomendadas