Prueba

BMW 640i Coupé: espectacular

David López

02/01/2012 - 10:49

Con casi cinco metros de longitud y una estampa súper elegante, el BMW 640i Coupé resulta espectacular. También lo es su motor, menos sediento de lo que podrías pensar y con un brío que hace que los 1.735 kilos de peso del nuevo 640i parezcan menos.

Abro su enorme puerta y me introduzco en el universo de lujo 'made in BMW'. Esta combinación de calidad y tecnología no es nada común. Así es la carta de presentación de este BMW 640i Coupé, que llega a mis manos con cambio automático de ocho velocidades, ajuste dinámico de chasis, control de velocidad con función de frenado y un sinfín de ayudas a la conducción. Todo de serie. La rúbrica la pone una extensa lista de opciones donde se pueden incorporar, por ejemplo, una dirección integral para ambos ejes o interesantes asistentes como el 'Head Up Display', el de cambio de carril involuntario y alerta de ángulo muerto, visión nocturna... Pero voy al grano.

Desde el puesto de conducción del nuevo BMW 640i Coupé se vislumbra un inmenso capó que esconde un seis cilindros sobrealimentado con 320 CV ansiosos de recibir órdenes. Aprieto el botón de arranque y percibo un discreto ronroneo casi imperceptible. La calma y el silencio es lo que predomina en un habitáculo bien insonorizado y bastante amplio en sus plazas delanteras (de las traseras, mejor no hablar de lo pequeñas que son). A mi disposición tengo cinco modos de conducción (ECO PRO, Confort, Normal, Sport y Sport Plus). En el primero, el ahorro de combustible es ley, algo a lo que ayuda el sistema Start-Stop. Es en este programa donde extraigo el mejor dato de consumo: 8,3 litros.

Con 2,8 metros de distancia entre ejes, la estabilidad del 640i no queda comprometida (vídeo BMW 6 Coupé). En el modo 'Sport Plus', el ESP deja hacer y te permite jugar con la zaga, algo que tienes que buscar premeditadamente, porque ni se inmuta. Después de unos cuantos kilómetros, no sabría decirte qué me gusta más, si la precisión de su dirección o la rapidez del cambio. Del motor tampoco tengo quejas. Gira lleno de fuerza incluso a bajas vueltas, algo que se agradeces cuando circulas en marchas largas y aceleras a fondo. Sus 320 CV me parecen suficientes y se hacen notar de una manera muy lineal y progresiva. ¡A BMW nadie le va a enseñar a hacer motores! Solo si fuerzas un poco más de la cuenta, las leyes de la física te recuerdan enseguida que no llevas un coche precisamente liviano. Y es que este nuevo coupé de BMW 640i no es un deportivo nato, pero sí un 'gentleman' muy rápido.... y menos exclusivo que su hermano BMW Serie 6 Cabrio.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de David López

David López

Director Online

Coches grandes, pequeños, urbanos, deportivos... todos son interesantes y tienen mucho que probar y contar

Todo sobre BMW

BMW Serie 6 Serie 6 Coupé

Acabados de BMW Serie 6 Coupé 2011 más populares:

Ver todos los acabados
Todo sobre BMW Serie 6

Buscador de coches