Skip to main content

Prueba

Motor

Prueba Audi Q3 Sportback 40 TFSI, un SUV diferente con un corazón gasolina que convence

Prueba Audi Q3 Sportback 40 TFSI
Nota

8,5

Pocos coches de este precio llaman tanto la atención. Probamos a fondo el Q3 Sportback 40 TFSI

Reconozco que lo que me ha ocurrido con este Q3 hacía tiempo que no me pasaba y no esperaba que fuera a suceder. Porque es la típica escena que acontece cuando pruebas un superdeportivo o un modelo decorado con un brutal acabado 'racing'. Dos requisitos que para nada cumple el Audi Q3 Sportback 40 TFSI de esta prueba.

Pese a ello, al segundo día de prueba de repente se colocó en paralelo a mi otro coche donde dos ocupantes sonreían con el pulgar en alto, el típico gesto de “¡vaya cochazo!”. Entonces pensé que Audi había acertado con esta carrocería y eso que el Q3 normal ya funcionaba bien. Pero este Sportback aporta un punto de exclusividad extra. O, mejor dicho, un par de puntos.

Diseño e interior

Es el típico coche que no alardea por fuera, pero que destila elegancia por los cuatro costados. Más con el acabado Black Line, que enriquece la carrocería con sus llantas Audi Sport de 20”, cristales traseros oscurecidos, aros Audi en negro y un conjunto de detalles únicos en color negro. También enriquece el precio, como veremos luego...

Sin duda es una carrocería llamativa por esa caída coupé de la trasera. Comparado con el Q3 'normal', este Sportback es casi igual de largo (solo 1,6 centímetros más corto) y ancho, porque la gran diferencia se produce en la altura: aquí el SB es casi cinco centímetros más bajo y eso se aprecia sobre todo en la vista lateral, más deportiva.

Prueba Audi Q3 Sportback 40 TFSI lateral
La pronunciada caída coupé del techo no resta espacio en las plazas traseras

Por dentro, el cuadro de mandos de este SUV es puro Audi, cada vez más digitalizado y con la consola central ligeramente orientada para crear un puestos de conducción muy envolvente. Esta versión cuenta con volante achatado en su parte baja, un recurso estético más que práctico y aunque en la enorme pantalla multifunción se controla todo mantiene botones físicos de acceso directo a las principales funciones.

La calidad de acabados y ajustes son de auténtico coche premium y en las plazas traseras el espacio real es para dos altultos por anchura. Sorprende para bien que en habilidad la caída del techo no resta muchos centímetros y pasajeros de 1,80 metros de altura viajen sin problemas de roce con la cabeza. El maletero, eso sí, pierde capacidad frente al Q3 y se queda en una cifra de salida de 530 litros.

Prueba Audi Q3 Sportback 40 TFSI lateral
Detrás se diferencia con claridad del Q3 'normal'

Motor

Aunque la nomenclatura 40 TFSI te invita a pensar en una cilindrada superior, la realidad es que este Q3 Sportback se mueve gracias a un motor de dos litros y 190 caballos de potencia, asociado a un cambio automático S-Tronic. Son casi 200 caballos que mueven los 1.700 kilos declarados en báscula con tanta alegría como suavidad.

Hablamos de una relación peso/potencia de 7,4 CV/kg y eso se traduce en una capacidad de aceleración muy convincente. Convence más todavía su forma de estirar y alcanzar cruceros superiores sin aparente esfuerzo. El rendimiento es sobresaliente y eso conlleva que el consumo sea bastante sensible al acelerador. En conducción normal puedes dejarlo de media en 7 litros, pero si le das alegría es fácil marcar medias de 9 l/100 km.

Comportamiento

Y a eso invita un chasis muy aplomado y equilibrado, más todavía si seleccionas el modo Sport. Entonces el Q3 deja de ser un SUV para convertirse un compacto realmente divertido y con un punto de rabia típico de los GTI de antaño. Para poner la guinda lo acompañaría de un sonido más deportivo.

Pero no estamos ante un GTI sino ante un SUV diferente y equilibrado, también a la hora de balancear confort y eficacia. Por eso el pasaje no se podrá quejar de una suspensión dura, pues filtra muy bien incluso calzado con los neumáticos de bajo perfil que monta mi unidad de pruebas.

Prueba Audi Q3 Sportback 40 TFSI maletero
El respaldo trasero está partidos en división 40/20/40

Factores para decidir la compra

Si tengo que resumir este apartado eligiendo a secas entre un 'si' y un 'no' mi respuesta sería un rotundo voto afirmativo. El Q3 Sportback pone ese toque de pimienta para quien no necesita tanto espacio como el del Q3 y quiere conducir un modelo diferente, premium y que acapara miradas sin gastarse lo que cuesta un superdeportivo. 

Eso no significa que el precio este Audi sea barato, ni mucho menos, y más con el acabado Black Line que lleva la factura hasta 51.000 euros. Por eso yo me plantearía muy seriamente quedarme con el Advance o incluso con el básico. Pierdes esos aditamentos exteriores negros y ese toque extra, pero ahorras más de 10.000 euros. También echa un ojo a la versión del híbrido enchufable que ofrece en la gama.

Conclusión

Lo mejor

Calidad de acabado, rendimiento y diseño

Lo peor

Precio con el acabado Black Line algo elevado

Ver otros acabados de Audi Q3
  • Precio

    52.870

  • Tipo de Motor

    Normal

  • Cilindrada

    1.984 cc

  • Par motor

    320 Nm /1.500 rpm

  • Potencia

    190 cv /6.700 rpm

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Integral

  • Capacidad maletero

    530 L / 1.400 L

  • Aceleración 0-100

    7,4 s

  • Velocidad máxima

    220 km/h

  • Consumo oficial

    9 l/100km

  • Garantía

    2 años

  • Tipo de combustible

    Gasolina

Etiquetas:

SUV

Y además