Logo Autobild.es

Prueba Aston Martin DBX 707: nuevo diseño y nuevo sistema multimedia

Prueba Aston Martin DBX 707
Foto del redactor David LópezFoto del redactor David López

La marca británica de lujo Aston Martin ha renovado ligeramente su caballo de batalla más exitoso. El súper SUV DBX 707 recibe un rediseño moderado y un nuevo sistema multimedia.

Coches de ensueño como el Aston Martin DBX habrían sido los favoritos de los niños de los años 90 en sus juegos de cartas de coches. Ocho cilindros, 707 caballos de fuerza: ¡ganaría a todos! En los círculos elitistas de los potentes SUV de lujo, el Aston Martin solo teme al Lamborghini Urus (666 CV) o al Ferrari Purosangue (725 CV). Los demás no están realmente a la altura.

Para la propia marca británica, el DBX se ha convertido en una carta ganadora que asegura su supervivencia. Más del 50% de las ventas se atribuyen a este potente vehículo, y, algo notable, los clientes son cada vez más jóvenes.

Aston Martin DBX 707: rediseño moderado

Dado que el súper SUV lleva más de cuatro años en el mercado, era momento de un pequeño rediseño, que honestamente no es más que un ligero retoque. Los cambios radicales no suelen ser del gusto de la clientela adinerada. Así que, este verano, se presenta un mini maquillaje exterior y un interior renovado. Eso es todo.

El DBX 707, que parte de unos 250.000 euros, se presenta como hijo único. El modelo básico DBX V8 se retira, ya que el 90% de los compradores han optado por el modelo superior. El dinero no es un problema.

 

Los cambios estéticos en el cuerpo del SUV deportivo solo serán notados por verdaderos conocedores. Esto incluye tiradores de puertas que sobresalen al abrirlas, un nuevo diseño de espejos, cinco nuevos colores de pintura y ruedas mejoradas.

En el interior, la marca de lujo ha invertido mucho más trabajo y dinero. En el lujoso cockpit, casi todo ha sido retocado y ajustado, con nuevos acabados en las puertas delanteras y nuevos materiales. Los mayores cambios se encuentran en el puesto de conducción. Aston Martin ha despejado el área, reemplazando las formas redondeadas y anticuadas por líneas diagonales y modernas. En el centro del salpicadero se encuentra ahora un sistema de infoentretenimiento completamente nuevo, que se irá incorporando a todos los modelos.

Un gran paso en comparación con el antiguo sistema de multimedia que Aston Martin heredó de Mercedes. Los británicos están especialmente orgullosos de haber desarrollado el nuevo sistema completamente en casa, aprovechando su experiencia en la Fórmula 1.

Sistema multimedia con conocimientos de Fórmula 1

Con 10,25 pulgadas, la pantalla no es la más grande, además los iconos y botones son pequeños y difíciles de acertar en movimiento. Los conductores del DBX no son tan jóvenes y precisos. 

Afortunadamente, las funciones más importantes como el clima, el ESP, el asistente de carril o el modo de conducción se controlan con perillas metálicas y botones en la consola central. También aquí se ajusta el sonido del sistema opcional de sonido envolvente de 1.600 vatios de Bowers & Wilkins (800 vatios de serie).

Prueba Aston Martin DBX 707 cockpit

Motor del Aston Martin DBX 707

Pero el verdadero deleite auditivo sigue viniendo de los cuatro tubos de escape traseros, cuyo rugido puede ajustarse en tres niveles. El espíritu deportivo está tan arraigado en el DBX como los Windsor en el Palacio de Buckingham, gracias al emocionante motor V8.

Los británicos siguen adquiriendo el motor biturbo de cuatro litros de AMG y lo mejoran con mucho esmero y conocimientos para alcanzar los 707 CV y 900 Nm. Junto con la caja automática de nueve velocidades, se pueden hacer muchas locuras, lo que rápidamente vacía el tanque y puede costarte la licencia de conducir.

Prueba Aston Martin DBX 707 cockpit motor

Comportamiento del Aston Martin DBX 707

Es difícil conducir más deportivo y ágil en un SUV, mientras el sistema de tracción total en modo Sport Plus envía el 100% de la potencia a las ruedas traseras. En comparación con muchos competidores, el británico se siente muy auténtico y la electrónica no interfiere demasiado en su comportamiento deportivo.

Pero el 707 también puede ser un lord inglés. Cuando no lleva los enormes neumáticos de 23 pulgadas como el coche de prueba, ofrece un confort sorprendentemente refinado, dependiendo del programa de conducción, perfecto para largas distancias. Aunque Aston Martin ha ajustado nuevamente la suspensión adaptativa con resortes neumáticos y estabilizadores activos, aunque solo los conductores más sensibles lo notarán al volante.

Prueba Aston Martin DBX 707 zaga

Esta generación del DBX no tiene nada que ver con la electrificación. Incluso los planes para el primer coche eléctrico de Aston Martin, que debería llegar en 2026, están en pausa. La demanda entre los clientes es baja, de momento. Sin embargo, el jefe de Aston, Lawrance Stroll, ha aprobado el Valhalla híbrido enchufable, que llegará a principios de 2025 en una serie limitada de 1.000 unidades. Con 1004 CV, sería una clara opción ganadora para los juegos de cartas de coches.

Factores para decidir la compra

El DBX 707 es un coche de ensueño absoluto con potencia infinita y una imagen tan lujosa como deportiva. El rediseño no es realmente notable. Sin embargo, el sistema multimedia con su pequeña pantalla significa un salto a la modernidad para los clientes de Aston Martin.

Conoce cómo trabajamos en Autobild.

Etiquetas: SUV deportivoSUV de lujo

Valoración

Nota8

Lo mejor

Nuevo sistema multimedia, acabados interiores aún mejores, motor, sensaciones deportivas, confort en trayectos largos. 

Lo peor

Su precio de más de 250.000 euros solo lo hace accesible a unos pocos afortunados. Consumo elevado, aunque eso no importará a su clientela.