Skip to main content

Práctico

Valor a nuevo, valor venal, valor venal mejorado: qué ha de darte tu seguro

Valor a nuevo, valor venal, valor venal mejorado: qué ha de darte tu seguro

Si sufres un siniestro y tu aseguradora ha de indemnizar, son conceptos fundamentales.

Valor a nuevo, valor venal, valor venal mejorado... ¿Te suenan estos términos? Si tu respuesta es no, no te preocupes; es lo que le sucede a la inmensa mayoría de las personas que no están familiarizadas con el vocabulario relacionado con los seguros. Pero lo cierto es que es, si se tiene un coche asegurado, es muy importante saber qué significa, dado que, en caso de siniestro, "valor a nuevo", "valor venal" y "valor venal mejorado" cobrarán gran importancia. Por ello, hoy vamos a explicar cada uno de estos conceptos con detenimiento. Vamos a ello.

Todos los coches nuevos de 2019, lanzamientos y novedades

Si, lamentablemente, tuvieras un accidente y tu coche fuese declarado siniestro total, o te lo roban y no aparece, la compañía aseguradora tendría que pagarte indemnización; ahora bien, ¿de cuánto?

Por lo general, la indemnización se calcula en función de la antigüedad del automóvil, y en función de la póliza contratada. Y es aquí donde entran en juego los conceptos "valor a nuevo", "valor venal" y "valor venal mejorado". Vamos a explicarlos.

Valor a nuevo

La aseguradora indemnizará por el valor que cuesta un automóvil nuevo, con idénticas características e incluyendo todos los impuestos del coche (es decir, IVA e impuesto de matriculación). Además, también estarán incluidos todos los accesorios no de serie, siempre y cuando los tengamos declarados en la póliza, o bien, la compañía los cubra sin sobreprima. Y deben existir dos opciones: que la compañía compre el coche y el asegurado vaya al concesionario a recogerlo, o bien coger el dinero.

¿Cuál es el mejor seguro a terceros por su calidad/precio?

Valor de mercado o valor de reposición

El valor de mercado o valor de reposición es el valor que tiene el vehículo en caso de adquirirlo en el momento del siniestro, con las mismas características y con su antigüedad en años; no importan los kilómetros que tenga, o si el coche está más o menos cuidado. Es importante tener en cuenta que también se incluye los accesorios no de serie si estos estaban descritos tácitamente en la póliza.

Valor venal

El valor venal es el valor que tiene el coche en caso de venderlo en el momento del siniestro, con las mismas características y con su antigüedad en años; no importa el kilometraje que tenga, o si el vehículo está más o menos cuidado. Otro aspecto importante es que también se incluye los accesorios no de serie si estos estaban incluidos en la póliza. Ojo con la diferencia existente entre el valor de venta y de compra de un coche, ya que puede oscilar entre el 20 y el 30%.

Seguro de conductor: todo lo que necesitas saber

Valor venal mejorado

Para calcular el valor venal mejorado se parte del mismo criterio que el de valor venal, con la diferencia de que se mejora algo la indemnización. Algunas aseguradoras aumentan el valor venal en un porcentaje, otras aplican realmente el valor de compra, y otras utilizan fórmulas diferentes. Si te corresponde uno u otro, tendrás que verlo en las condiciones generales de tu póliza.

¿Qué tipo de valor te corresponde?

Valor a nuevo, valor venal, valor venal mejorado... ¿Qué te corresponde en caso de siniestro? La respuesta la encontrarás en el tipo de póliza que hayas contratado; en concreto, en las condiciones particulares.

Por lo general, lo que se suele dar es el valor a nuevo durante uno o dos años desde la matriculación del vehículo, y a continuación, el valor de mercado, venal o venal mejorado. Pero ojo, porque esto siempre depende de lo que se firma en la póliza; es decir, puede incluso darse el caso que solo se tenga derecho al valor venal desde el primer año.

Lo que puedes (y debes) hacer tras sufrir un accidente

Por ello (sobre todo, si se asegura un coche nuevo), es importantísimo leerse bien la póliza (en especial, las condiciones particulares, que son las que se te van a aplicar a ti).

También es importante saber a qué coberturas se aplican los distintos conceptos de valor a nuevo o de venal o venal mejorado. Es decir, es posible que se tenga derecho a valor de nuevo si se trata de un incendio, pero solo exista el derecho al valor venal si se trata de daños propios y robo.

Por ello, insistimos: leerse con detenimiento la póliza antes de firmarla es fundamental.

Lecturas recomendadas

Y además