Patrocinado por:

Práctico

Cómo conducir con lluvia

Cuatro claves para conducir con lluvia

Raúl Salinas

15/01/2014 - 14:40

Cómo conducir con lluvia es algo que muchos nos preguntamos, sobre todo cuando estamos enfrascados en un atasco a causa de uno de los múltiples accidentes que se producen cuando llueve. Aquí tienes seis claves para salir airoso...

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de conducir con lluvia de forma segura?

Mira este truco: cómo pulir los faros de tu coche con pasta de dientes

1. Dibujo de los neumáticos

El dibujo de los neumáticos sirve para evacuar el agua acumulada en la banda de rodadura. Por eso es importante mantener un buen dibujo e incluso evitar llegar al mínimo legal del dibujo del neumático: 1,6 milímetros.

La razón es que delante de la goma puede formarse una especie de ola. El agua, como una cuña, comienza a pasar por debajo del neumático y se pierde la adherencia. Desde ese instante, ya no pueden transmitirse ni fuerzas de dirección ni de frenada.

La velocidad a la que el neumático comienza a sufrir aquaplaning depende de la cantidad y la profundidad del agua y la del dibujo de la goma. Por supuesto, el tipo de goma, los materiales y el diseño influyen, aunque sea cual sea tu neumático: a mayor velocidad o menor profundidad del dibujo, antes pierdes el control si hay agua en la carretera.

2. Estado de los neumáticos

El estado de los neumáticos es vital, especialmente en caso de conducir con lluvia. No solo es importante tener un buen dibujo, sino que las gomas estén en buen estado. Evita neumáticos usados, neumáticos antiguos o incluso recauchutados en tu coche.

3. El aquaplaning

El comportamiento del coche con el aquaplaning depende de la cantidad de agua que haya en la carretera o de la profundidad del charco. Por supuesto, también influye el tipo de neumático, el compuesto con que esté hecho e incluso el diseño. En líneas generales, a mayor velocidad o menor profundidad del dibujo, antes se pierde el control si hay agua en la carretera.

Para evitar el aquaplaning con antelación se debe estar atento con el oído: cuanto el ruido de rodadura y la fuerza de la dirección varíen, levanta el pie del acelerador suavemente.

Aquaplaning lluvia

Cuatro consejos para evitar el aquaplaning:

  • Si la rueda es incapaz de evacuar el agua que se encuentra en la carretera, se forma una ‘cuña’ de agua por delante el neumático. La consecuencia es que el neumático flota y pierde la adherencia con la calzada.
  • Fíjate siempre que el neumático tenga profundidad suficiente. Los de verano se deben cambiar cada tres años como mucho y los de invierno cuando le queden menos de cuatro milímetros.
  • Si conduces con lluvia intensa, baja la velocidad.
  • Ten un cuidado especial con el carril de la derecha. En las roderas que dejan los camiones se acumula agua.

¿Dónde puedo encontrarme con el aquaplaning?

señal firme deslizante

Suelen ser más peligrosos los tramos de asfalto que no drenan con la suficiente rapidez. Esto puede ser por las condiciones geográficas (desnivel o depresión en los que se acumula demasiada agua), o en una curva con caída hacia uno de los lados. También puede darse en pavimentos en malas condiciones, con grandes baches o roderas de camiones pesados.

4. Cómo frenar con lluvia sobre un pavimento mojado

Frenar con lluvia normal

 

  • Profundidad de la película de agua: 1,5 mm
  • Visibilidad: entre 60 m y 120 m
  • Desgaste del dibujo entre 1,6 y 3,0 mm: aumento de la distancia de frenado en 34 metros.
  • Conclusión: Utilizar neumáticos al final de su vida útil condiciona la efectividad de la frenada con lluvia.

Frenar con lluvia torrencial

lluvia torrencial
  • Profundidad de la película de agua: de 1,8 a 3 mm
  • Visibilidad: prácticamente nula
  • Dibujo de entre 8,0 y 3,0 milímetros: la distancia de frenado al conducir con lluvia aumenta en 66 metros.
  • Dibujo de entre 3,0 y 1,6 milímetros: al final de la vida de la goma, la distancia de frenado se prolonga otros 50 metros más

Frenar con aquaplaning

Aquaplaning
  • Película de agua permanente de 3,5 mm
  • Visibilidad: muy mala
  • Con un dibujo de 5,0 milímetros se notan las primeras diferencias respecto a un neumático nuevo.
  • Con 3,0 milímetros de profundidad hay una reducción clara de la velocidad de flotación.
  • Con 1,6 milímetros, al frenar con aquaplaning el coche es casi incontrolable.

Lecturas recomendadas

Encuentra lo que necesitas para tu coche

Todo tipo de accesorios

Piezas específicas para tu coche

Productos para su cuidado

Selecciona una categoría:

Encuéntralo

Buscador de coches