Skip to main content

Práctico

Motor

Tres trucos para usar la calefacción del coche y ahorrar gasolina

Tres trucos para usar la calefacción del coche y ahorrar gasolina

Y mejorar tu seguridad

Quedan pocos días para el equinoccio de primavera, pero el invierno parece que quiere prolongarse un poco más y en muchas zonas de España siguen registrándose temperaturas bajas que obligan al uso de la calefacción. Te vamos a dar tres trucos para usar la calefacción del coche y ahorrar gasolina.

En muchos puntos del país sigue siendo necesario proporcionar calor en el interior del coche, pero conviene saber cómo hacerlo de manera que no repercuta negativamente en el consumo de combustible, en un momento en el que el precio de éstos está en la estratosfera y cualquier ahorro, por mínimo que sea, será bienvenido. 

De entrada, queremos subrayar que poner la calefacción del coche demasiado alta afecta al consumo de gasolina o diésel de tu coche, pero también a tu propia seguridad, ya que puede provocar somnolencia u otros efectos.  

Tres trucos para usar la calefacción del coche y ahorrar gasolina

Tres trucos para usar la calefacción del coche y ahorrar gasolina

Una temperatura demasiado alta de la calefacción aumenta el consumo de tu coche, ya sea de gasolina o diésel. Esto es porque el motor también genera energía para los sistemas auxiliares del vehículo, como el climatizador. 

A decir verdad, el funcionamiento de la calefacción no supone un incremento extraordinario del consumo, a diferencia del aire acondicionado. Pero sumado a otros sistemas tecnológicos que están en funcionamiento mientras conduces, se traduce en un gasto de combustible superior. 

Cómo colocar las cadenas para la nieve

En los vehículos híbridos (sea del tipo que sea) no ocurre así, ya que la batería que alimenta el motor eléctrico también genera la energía que necesitan todas esas tecnologías auxiliares. 

Para que la calefacción del coche no afecte demasiado en el consumo y puedas ahorrar gasolina, lo ideal es que la temperatura oscile entre 19 y 22 grados

Por otra parte, debes enfocar los aireadores hacia abajo, ya que el aire caliente sube. De esta forma, el aire caliente se distribuirá más fácilmente por el habitáculo.

Un tercer truco para ahorrar gasolina es encender la calefacción después de unos minutos y tras haber iniciado la marcha. Aunque tengas frío, debes esperar un poco, porque, hasta que el motor no se haya calentado lo suficiente, no proporcionará aire caliente. Así que, si pones la calefacción en seguida, solo entrará aire frío y provocará vaho.

De esta forma, tendrás una temperatura óptima en el interior de tu coche y no solo ahorrarás combustible, sino también reducirás las emisiones de CO2.

Beneficios para la seguridad

Tres trucos para usar la calefacción del coche y ahorrar gasolina

Usar la calefacción del coche con la temperatura adecuada tiene una segunda lectura positiva que tiene que ver con la seguridad. 

Porque, circular con una temperatura demasiado alta puede provocar somnolencia, fatiga e irritabilidad, lo que produce una pérdida de atención y de la capacidad de reacción ante un imprevisto. 

Etiquetas:

Combustibles

Y además