Patrocinado por:

Práctico

¿Son los kilómetros en mi coche de segunda mano reales?

¿Son los kilómetros en mi coche de segunda mano reales?

Noelia López

21/03/2016 - 16:31

El número de kilómetros que haya recorrido un coche en su 'vida anterior' es un dato fundamental a la hora de ponerle precio en el mercado de ocasión, por eso, muchos desaprensivos trucan el cuentakilómetros para conseguir más dinero con la venta.

Pese al importante desarrollo tecnológico que ha experimentado el mercado automovilístico, la manipulación del cuentakilómetros sigue siendo una práctica bastante habitual entre los vendedores de coches usados (particulares y empresas especializadas).

Algunos talleres rejuvenecen los modelos para que estos consigan un mayor beneficio económico. Debes saber que trucar un cuentakilómetros no es ilegal, ya que cada uno puede hacer con su coche lo que quiera. El problema surge cuando este recorte de kilómetros tiene como finalidad engañar al futuro comprador sobre el estado real del vehículo: en este caso, la venta fraudulenta sí puede constituir un delito. La prueba está, por ejemplo, en el hombre detenido por vender coches de alta gama con graves averías y el kilometraje alterado.

El fraude de manipular el cuentakilómetros no es exclusivo de los vendedores de vehículos de segunda mano. Algunos coches de leasing también experimentan este 'rejuvenecimiento'. Y lo mismo ocurre con algunos modelos que sufren una avería de importancia y cuyo kilometraje excede el estipulado en la garantía: se eliminan unos miles de kilómetros del marcador y, como por arte de magia, la reparación corre a cargo del fabricante.

Los digitales son más fáciles de manipular

Aunque pueda parecer mentira, es más fácil trucar los cuentakilómetros digitales actuales que los analógicos de antaño. En muchos casos, basta con conectar directamente a la centralita del coche un ordenador con la aplicación necesaria. En ese momento, únicamente hay que introducir la cifra de kilómetros que quieras que aparezca en el marcador y ya está: la electrónica se encarga del resto.

Por este motivo, en muchas ocasiones es complicado e incluso prácticamente imposible detectar si se han llevado a cabo manipulaciones. No obstante, hay modelos que registran el kilometraje en otras partes: llave, etc. En estos casos, es más difícil poder hacer la trampa en el kilometraje. Pero, si no es el caso, ¿cómo saber si son reales los kilómetros de tu coche? Sigue leyendo...

¿Cómo saber si son reales los kilómetros de tu coche?

Hay una norma clara: si eres comprador de vehículos de segunda mano, ten cuidado con las ofertas irresistibles. En el caso de que tengas dudas sobre el kilometraje real de un modelo, pide consejo a un taller oficial: en algunos casos podrán comprobar la veracidad del kilometraje y que este se corresponda con las revisiones que ha pasado el vehículo.

Las marcas tienen algunos 'trucos' para detectar si los kilómetros de sus coches son reales, pero tendrás que pasar por un taller oficial para solicitar el servicio. Alfa Romeo, por ejemplo, puede realizar comprobaciones para comprobar la distancia real recorrida por un coche (te cobrarán por ello unos 26 euros). Los modelos Audi, BMW, Mercedes y Volvo memorizan los datos en varios lugares, como en la llave y cuentan con trabas mecánicas para impedir la manipulación. Audi no pide nada por el servicio, BMW, Mercedes y Volvo cobran alrededor de 75, 45 y 33 euros, respectivamente.

Otros fabricantes, como Citroën, optan por duplicar el almacenaje de los datos. Mientras que Chrysler guarda los kilómetros que recorre el coche en ordenador del motor (la consulta cuesta unos 13 euros); Mazda, en el navegador (alrededor de 40 euros); y Renault en la llave de apertura (la comprobación es gratuita). 

Además de esto, a la hora de comprarte un coche de segunda mano, has de fijarte en estos puntos:

- Si hay un exceso de desgaste del volante, del pomo de la palanca de cambios o del asiento del conductor;

- El desgaste de los botones de la consola central;

- Fíjate en si el tambor de la llave tiene holgura;

- Si los parasoles interiores por si no encajan en su hueco;

- Échale un ojo al maletero, y comprueba si la alfombrilla está muy desgastada y si los plásticos de las paredes laterales han sufrido golpes;

- Fíjate en el vano motor; si encuentras la centralita, observa si los plásticos y tornillos han sido manipulados.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Noelia López

Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Encuentra lo que necesitas para tu coche

Todo tipo de accesorios

Piezas específicas para tu coche

Productos para su cuidado

Selecciona una categoría:

Encuéntralo

Buscador de coches