Skip to main content

Práctico

Motor

Opel Insignia de segunda mano: ¿a qué precio está y cuáles son las versiones más interesantes?

Opel Insignia por 17.000 euros

Si estás buscando una berlina y has llegado hasta aquí, a algunos nos gustaría darte la enhorabuena e incluso invitarte a tomar algo. Y es que no todo en la vida son SUV, ni todocaminos, ni eléctricos... Y este tipo de vehículos, cuando se trata de tener espacio y cierto aplomo en carreteras bien asfaltadas pues siguen estando muy vigentes. Y en el mercado de los coches usados, puedes incluso ahorrarte algo de dinero, ya que no están de moda precisamente. Por ejemplo: el Opel Insignia de segunda mano. ¿A qué precio está y cuáles son las versiones más interesantes?

Los Opel Insignia que hay ahora parten de los 26.300 euros. Y como en todo, a partir de ahí, tienes que tirar para abajo a medida que vas sumando años en las unidades que encuentres. Pero como se supone que aquí se trata de eso, de ahorrar dinero respecto a un coche nuevo... 

Así que en nuestras primeras búsquedas, ya deberíamos descartar los Insignia usados que ronden los 22.000 euros, aunque sólo tengan entre dos y cuatro años. O dicho de otra manera, si la unidad te convence, viene cebada de extras y ves que el vendedor es conocido o aporta fiabilidad de otra manera, al menos negocia con él un precio más bajo. 

VÍDEO: Los 5 mejores coches de segunda mano por menos de 2.000 euros

Y más, teniendo en cuenta que es un coche que no está de moda, ni por su segmento ni por las ventas, que no convencieron tanto en su momento como las de otros competidores.  Por otra parte, has de saber que en este tipo de berlinas, la palabra diésel está casi siempre ligada a la mayoría de los anuncios que encuentres por ahí. Eso está bien, porque puede ser otro factor decisivo a la hora de ahorrar en la compra y en el posterior mantenimiento, si es que le vas a hacer muchos kilómetros. Y es de suponer que sí, porque si no, deberías mirar algo menos voluminoso y más urbanita (y por supuesto, de gasolina). 

Diésel o gasolina, ¿cuál interesa comprar?

Según cifras de estos años atrás, tres cuartas partes de los clientes del nuevo Opel apostaron por el diésel. Pero no por moda: el motor de gasolina 1.4 turbo (140 CV) tiene menos temperamento y el del 2.0 turbo de 250 CV eleva bastante el consumo.

El diésel dos litros estaba disponible en tres niveles de potencia (130, 160 y 194 CV): el más capaz es, de nuevo, el más recomendable. El 2.0 CDTI biturbo con 194 CV va mucho más directo al grano y consume menos que la variante de 35 CV menos.

Al volante, buen dinamismo

Tanto en nuestras puebas de este modelo como coche nuevo como a la hora de conducir unidades usadas, le hemos dado siempre muy buenas puntuaciones en el apartado dinámico. Incluso si te vas a una unidad que ronde los 10.000 euros, de entre 5 y 10 años (que quizá sería nuestra primera opción en cuanto a calidad-precio), en amplias autovías disfrutarás de una experiencia de conducción plenamente confortable, gracias al cómodo tarado del chasis y una dirección que va acorde con su carácter. Además, los asientos en su momento eran lo mejor que podíamos encontrar en esta categoría.

Las pegas que le poníamos: no hay quien logre dominar su poco intuitivo sistema de infoentretenimiento, los diésel eran un poco toscos y ruidosos, el eje trasero algo nervioso en zonas de baches continuados.

En cuanto al espacio, ten en cuenta que no es su punto fuerte. Tienes versiones familiares (el Opel Insignia presentado allá por el año 2008 jubiló el término Caravan y lo sustituyó por uno más 'cool' como Sports Tourer) que pueden subir algo de precio respecto a sus equivalentes normales, pero que sepas que tiene una caída de carrocería en la zaga que primaba el diseño sobre la funcionalidad, y la altura disponible para la cabeza en las plazas traseras resulta algo escasa. 

Conclusión

Es fiable y su precio merece la pena a priori siempre que no superes esos 10.000 (si no, habría que hilar mucho más fino). Es una lástima que el maletero sea tan pequeño para un familiar, pero te compensa con una mecánica robusta en el que el motor diésel no suele dar fallos graves si ha contado con un mantenimiento adecuado.

Las piezas de los recambios, eso sí, tienen un coste algo elevado para un coche de estas características, sobre todo en cuanto al alternador o a los discos de freno se refiere.

En cualquier caso, la oferta de usados no es muy grande, con unos precios que arrancan en los 6.000 euros. El 2.0 CDTI con 160 CV está mucho más extendido y es más ahorrador y potente, pero menos fino.

Aparte del familiar, el Opel Insignia también está disponible como berlina con zaga escalonada y descendente. Pero el gran favorito de su clientela es el Sports Tourer. Sus ventajas son: el borde de carga es más bajo, la visibilidad hacia atrás es mejor y tienes mucho más espacio para las piernas y la cabeza. Así que ya sabes, el Sports Tourer, mejor que la berlina.

  • Tipo de Motor

    Normal

  • Cilindrada

    1.995 cc

  • Par motor

    380 Nm /1.500 rpm

  • Potencia

    174 cv /3.500 rpm

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Delantera

  • Capacidad maletero

    0 L

  • Aceleración 0-100

    8,9 s

  • Velocidad máxima

    225 km/h

  • Consumo oficial

    4.9 l/100km

  • Precio

    38.450

  • Garantía

    2 años

  • Tipo de combustible

    -

Ver otros acabados de Opel Insignia Todo sobre Opel Insignia

Y además