Patrocinado por:

Práctico

Motos

Cómo llevar tu moto en furgoneta y ahorrar... en ocho pasos

Rodrigo Fersainz

21/08/2015 - 08:00

Ahora que el verano finaliza, quizás te encuentres con la necesidad de llevarte tu vehículo de dos ruedas a otro lugar. ¿Sabes cómo llevar tu moto en una furgoneta de forma legal y segura... y ahorrar? Te lo contamos en ocho pasos.

El buen tiempo toca a su fin y puede que necesites transportar tu motocicleta o ciclomotor desde tu lugar de vacaciones hasta tu casa, o aprovechar para ponerla a punto de cara al otoño en un taller. ¿Sabes cómo llevar tu moto en furgoneta y ahorrar en ocho pasos? Aquí te damos unas claves útiles. No te pierdas el siguente vídeo:

1 ¿Por qué una furgoneta?

Sencillamente, hay que tener en cuenta que este es el medio de trasporte en el que mejor recorrerá tu moto largas distancias y a ti te será más cómodo de llevar de un sitio a otro. El remolque está bien, pero en un habitáculo cerrado te asegurarás de que nadie te robe piezas por el camino y de que tu máquina esté protegida de las inclemencias del tiempo -el sol y el calorla lluvia que empieza a ser frecuente en esta época-, la resistencia aerodinámica, los baches... y los posibles problemas con los anclajes (las consecuencias de que uno ceda serán mucho peores).

2 ¿Qué tipo conviene más?

Propia, ajena o alquilada, debes elegir una furgoneta en la que quepa tu moto (aunque tengas que desmontar los asientos) de forma longitudinal (para que no se vuelque al frenar) y permita anclar los arneses a su chasis. Es mejor que no lleve cristales, para que al subir la motocicleta y al bajarla (o si se mueve, durante el trayecto) el manillar o algún accesorio no golpee contra ellos y los rompa.

Si los lleva, mejor que sean tintados para evitar tentaciones en caso de detenerte varias veces en atascos o durante más tiempo en una estación de servicio o en un área de descanso.

Asimismo, es recomendable que cuente, al menos, con una puerta lateral: te permitirá acceder mejor al habitáculo y amarrar la moto con más comodidad.  

Recuerda que con el carné B de coche se pueden conducir vehículos de hasta nueve plazas incluido el conductor y un peso máximo autorizado de 3.500 kg.  

3 Separación y señalización de la carga 

Asegúrate de que el vehículo está homologado para el uso que vas a hacer de él y que el peso máximo que vas a transportar (si llevas más de una moto u otra carga adicional) no excede el máximo que se indica en la documentación de la furgoneta. La carga debe ir bien separada de los pasajeros mediante un elemento físico y homologado. 

La ley dice que la carga indivisible en un turismo puede sobresalir de un turismo un 15% y la divisible, un 10%. En ese caso, debe ir señalizada con un panel reglamentario -a rayas diagonales rojas y blancas- y con una luz roja entre la puesta y la salida del sol, en túneles... y cuando la vía está insuficientemente iluminada por cualquier circunstancia. Evidentemente, dadas las características de una moto y su peso, no te plantees siquiera que sobresalga por detrás. 

4 Protege tu moto

Antes de introducirla en el espacio de carga, protege las partes más delicadas (puños, manetas, carenado, retrovisores...) y los laterales de la furgoneta. Actúa sobre el cortacorrientes y nunca dejes las llaves puestas. 

5 Fluidos

Si el recorrido es largo y el camino sinuoso, procura transportar tu moto sin gasolina u otros líquidos que puedan derramarse por el camino. 

6 Rampa

Hazte con un tablón apropiado para que no tengas que cargar y descargar tu vehículo a pulso: esto puede tener consecuencias graves para tu espalda y para la integridad de tu moto.

Elige uno de una longitud generosa para que la pendiente no sea muy pronunciada y no dañes la parte inferior. Procura pedir ayuda para esta operación, con el fin de que el tablón no se mueva ni la moto se caiga, 

7 Inmovilización

Pon el caballete (si lo tienes) mejor que la pata de cabra. Ancla un extremo de las cinchas a elementos de la moto que sean resistentes y los otros, al chasis de la furgoneta, en los lugares indicados para ello. Si cuentas con marchas, deja la primera puesta para que la rueda trasera quede bloqueada.

8 Conducción suave

Cuando llevas tu moto en una furgoneta, llegados a este punto, ya solo queda elegir recorridos sin demasiadas curvas y bien asfaltados, evitar zonas baches y asfalto en mal estado, extremar las precauciones con los badenes, no dar volantazos, acelerones ni frenazos y revistar de cuando en cuando el estado de la carga, por si tu moto se hubiera ido desplazando o estuviera a punto de caerse por un fallo en alguno de los puntos de anclaje. 

Lecturas recomendadas

Rodrigo Fersainz

Redactor jefe de Reportajes, Competición y Motos

Coches, motos, lavadoras, marcapasos... Pruebo todo lo que pase por mis manos ¡y siempre, a la carrera!

Encuentra lo que necesitas para tu coche

Todo tipo de accesorios

Piezas específicas para tu coche

Productos para su cuidado

Selecciona una categoría:

Encuéntralo

Seguros de moto

Toda la información de pólizas y seguros de moto, con un comparador de seguros de coche y moto.

Ir a seguros