Skip to main content

Patrocinado por:

Práctico

Motos

Cuándo pasar la ITV y consejos para preparar la moto

Moto pasando una ITV

¿Sabes cuándo tienes que pasar la ITV de tu moto y los puntos principales que debes revisar para pasarla con éxito? En este práctico te lo contamos.

Como en todos los vehículos a motor, las motos también tienen que pasar la Inspección Técnica de Vehículos. Pero ¿sabes cuándo tienes que pasar la ITV de tu moto? ¿Y qué puntos debes revisar antes? Te decimos los plazos y te damos unos consejos para que te resulte un trámite sencillo.

Nueva ITV 2018: todo lo que tienes que saber

Ciclomotores

Empezamos por los ciclomotores por aquello de que son los más pequeños. Hasta que no cumplen los 3 años desde su fecha de primera matriculación no hay que pasar la ITV, pero a partir de ese momento les toca cada 2 años.

Los ciclomotores recuperan el pulso: los 5 más vendidos

Motocicletas

Las motos, cuadriciclos y quads están exentos los 4 primeros años y a partir de esa fecha la ITV es bianual.

 

Ya sabes cuándo tienes que pasar la ITV, ahora unos valiosos consejos y el primero puede resultarte extraño dependiendo de la zona de España donde residas, ahí va: hay que llevar la pegatina de la ITV bien visible.

Así es, en Barcelona por ejemplo es frecuente verlo, pero en Madrid es muy difícil ver una moto con la pegatina de la ITV y si el agente lo estima oportuno debes saber que te puede multar. El importe de la multa es de 80 euros y, hablando de multas, si te ha caducado la ITV la multa correspondiente es de 200 euros.

Consejos para pasar la ITV de la moto

Debes llevar la tarjeta de la inspección técnica y el permiso de circulación, aunque a no ser que lleves la moto en un carro es obvio porque debes llevarlo encima siempre que circules con tu moto. Y no olvides los documentos de homologación de los posibles accesorios que hayas instalado en tu moto para evitar problemas.

Puntos a revisar antes de la ITV:

  • Funcionamiento de las luces
  • Llevar catadióptrico trasero
  • Funcionamiento de la bocina o claxon
  • Número de bastidor legible
  • Frenos (aunque raro será que no los lleves bien su aprecias tu vida)
  • Guardabarros sin roturas
  • Espejos retrovisores
  • Anclaje matrícula (nada de portamatrículas móviles)
  • Posibles fugas de líquidos
  • Estado de los neumáticos, medidas homologadas y códigos de velocidad
  • Emisiones de CO2 (si tu moto está a punto no debes preocuparte)
  • Ruido de escape (con escape de serie en buen estado no habrá problema, pero ojo si llevas uno de la industria auxiliar)
  • Atención si tienes limitación de potencia porque se revisa

Y si lo tuyo es un ciclomotor, ojo porque revisarán la velocidad máxima y que el escape sea el origional o uno homologado.

Si compruebas previamente punto por punto estos consejos lo normal es que no tengas ningún problema al pasar la ITV. Y recuerda que es una revisión para mantener la seguridad de los vehículos a motor, aunque en algunas ocasiones parezca que el objetivo sea otro.

¿Y el seguro?

Si resulta que tienes un accidente (aunque no seas tú el culpable) y no tenías la Inspección Técnica en vigor, las compañías de seguros se desentenderán totalmente al entender que no tienen responsabilidad sobre un vehículo que no está en condiciones aptas para circular. Y en este extremo, ya no es que tengas que hacer frente a los gastos económicos por los daños provocados y/o sufridos, sino que ni tu aseguradora ni la de la otra parte cubrirán tampoco los daños personales propios o ajenos. Y eso, además de ser ilegal y moralmente reprobable, puede suponer la ruina. 

Lecturas recomendadas