Práctico

Cinco consejos para entender la etiqueta de los neumáticos

Cómo interpretar el etiquetado de los neumáticos
Susana Viñuela

Te explicamos cómo interpretar los datos sobre eficiencia energética, seguridad y ruido ambiental.

No te pierdas Estudio: la importancia del etiquetado de los neumáticos

¿Sabes entender la etiqueta de los neumáticos? ¿Sabes qué es un neumático de clase A? ¿Es un neumático barato uno de clase G? Si no sabes de qué te hablo, esto te interesa; porque has de saber que, con un simple vistazo al etiquetado de un neumático se puede conocer si ayuda a consumir menos, si frena bien en mojado o si hace especialmente ruido sobre el asfalto. Norauto ofrece cinco consejos para entender el etiquetado de las cubiertas con el objetivo de que el cliente pueda decidir cuál es el que mejor se adapta sus necesidades. Os los explicamos paso por paso.

1. ¿Qué es la etiqueta ecológica de los neumáticos?

Todos los neumáticos deben contar con el etiquetado pegado y a la vista. El cliente está en su derecho de poder ver la etiqueta de los neumáticos que se le van a montar y que ha adquirido.  También conocida como etiqueta ecológica o eficiente, con la etiqueta europea de los neumáticos, la UE quiere: 

  • Reducir las emisiones contaminantes derivadas del tráfico rodado.
  • Hacer que caiga la siniestralidad.
  • Y, claro está, ayudar los conductores a elegir el tipo de neumático que mejor se adapte a sus necesidades.

2. ¿Qué información ofrece la etiqueta ecológica de los neumáticos?

El etiquetado ofrece información sobre tres factores fundamentales. Así, y gracias a los datos que ofrece el etiquetado ecológico de los neumáticos, podrás hacer un balance entre estos tres puntos para elegir el neumático que mejor se adapte a tus necesidades relacionadas con:

  • Eficiencia energética.
  • Seguridad.
  • Ruido ambiental.
Etiquetado de los neumáticos

Así, gracias a la etiqueta ecológica de las 'gomas', podrás saber cuánto carburante consume tu neumático, si frena bien o mal sobre mojado y cuán silencioso o ruidoso es. El etiquetado clasifica así entre neumáticos de clase A (los que tienen mejores notas) y neumáticos de clase G (los que sacan peores resultados, que muchas veces suelen ser los neumáticos más baratos). Pasemos a analizar punto por punto cada una de estas partes informativas.

Te puede interesar: Cuatro pistas para saber si tus neumáticos ya no son útiles

3. El etiquetado ecológico de los neumáticos y la resistencia a la rodadura

La resistencia a la rodadura es uno de los tres factores de los que informa el etiquetado:

  • Mide el ahorro de combustible.
  • Se divide en una escala de colores y de la letra A a la G. Los neumáticos clasificados con la letra A (verde) tienen la calificación máxima en ahorro de combustible mientras que la G (rojo) indica que cuenta con la calificación mínima. La calificación D no se utiliza en los turismos. 
  • Un neumático de tipo G (muchas veces suelen ser las cubiertas más baratas) consume hasta un 7,5% más que neumático de clase A.

4. El etiquetado ecológico y la adherencia al frenar sobre superficie mojada

Los datos sobre la adherencia al frenar sobre superficie mojada del etiquetado ecológico de las cubiertas miden la capacidad del neumático para adherirse a una carretera con agua. Cuanta más adherencia tenga, antes se detendrá el vehículo en carreteras húmedas cuando se pisa a fondo el pedal del freno.

VÍDEO: ¡Consejos sobre los neumáticos! Revísalos antes de viajar

El etiquetado muestra el rendimiento de frenado del neumático en suelo mojado con una escala que va de la letra A a la F, siendo la letra A la calificación máxima y la F la mínima. Las calificaciones D y G no se utilizan en los turismos.

Un neumático con etiqueta A puede llegar a frenar en suelo mojado hasta 18 metros antes que uno de tipo F a una velocidad de 80 km/h.

Quizás te interese Todo lo que deberías saber sobre los neumáticos baratos

5. El etiquetado ecológico de las cubiertas y el ruido de rodamiento exterior

El ruido de rodamiento exterior indicado en el etiquetado de las cubiertas tiene en cuenta que el ruido de rodamiento proviene en parte de los neumáticos. Al elegir un neumático con buena clasificación de ruido, se reduce el impacto medioambiental de la conducción.

El etiquetado debe mostrar los decibelios que emite el ruido externo del neumático. Cuanto mayor es el número de decibelios, mayor es el ruido que genera. 

Además, una onda nos muestra el grado de ruido. Si solo hay una onda negra, quiere decir que es silencioso (tres decibelios menos que el límite europeo o incluso menor). Si, por el contrario, tiene dos ondas negras, el ruido es moderado (tres decibelios menos o igual al límite europeo). Si tiene tres ondas negras, es un neumático ruidoso, ya que supera el límite europeo. 

Redactora

Comunicando, que es gerundio.