Skip to main content

Noticia

Los fabricantes que NO cumplen con las emisiones de CO2

Los fabricantes que NO cumplen con las emisiones de CO2

Se avecinan multas millonarias para 2021, pues solo 12 fabricantes cumplen los objetivos de emisiones de CO2. De hecho, una tercera parte no alcanzará el objetivo marcado para ese año, posiblemente con fatales consecuencias. Según un estudio exclusivo, hay grandes déficits también en las marcas alemanas.

De aquí a 2021, las flotas de los fabricantes de automóviles no podrán superar, de media, los 95 gramos de emisiones de CO2 por kilómetro, lo que es sin duda un gran reto. El que sobrepase ese límite tendrá que enfrentarse a jugosas multas que, según el baremo de la Unión Europea, serán de 95 euros por cada vehículo vendido.

No te pierdas: 2 millones de diésel superan límite de emisiones en España

La publicación alemana Automobilwoche ha mostrado el estudio de la consultora internacional PA Consulting Group, que calcula qué fabricantes, según el estado actual de sus emisiones globales, cumplirán con el objetivo marcado de los 95 gramos de media e incluye a los que les afecta un límite especial; esto es, pequeños fabricantes como Jaguar y Land Rover, que se establece en 'solo' 132 gramos. También destaca qué grupos automovilísticos deben aumentar aún más sus esfuerzos. 

Así es la medición de gases contaminantes en tiempo real

Partiendo del estado actual de su tecnología y las novedades anunciadas, cuatro fabricantes están en el camino correcto para alcanzar el objetivo de emisiones: Volvo, Toyota, Renault-Nissan y el grupo PSA (Peugeot-Citroën). "Estos cuatro cumplirán, con toda probabilidad, sus objetivos de emisiones para 2021", ha dicho Thomas Göttle, experto en el sector del automóvil de PA Consulting. Tiene mucho que ver que estas marcas están en primera línea en la consecuente "hibridización" y "electrificación" de su gama de modelos.

Para otros ocho fabricantes, la cosa pinta peor. Según el pronóstico de PA, en su estado actual no alcanzarán sus objetivos. A Hyundai-Kia le perjudican el elevado peso y las generosas motorizaciones de los modelos del grupo, que cada vez se venden más en el mercado. El mismo fenómeno negativo se ve en Fiat. La italiana ya no se encuentra en los primeros puestos y, respecto a los últimos años, ha empeorado significativamente en cuanto a emisiones. La razón está en los vehículos de Chrysler, que se venden muy bien en Europa, y en su falta de estrategia en mecánicas alternativas. 

También los fabricantes alemanes tienen difícil alcanzar los objetivos de CO2 en 2021. El que sale mejor parado es Daimler que en su segmento, a dos años vista, recorta en emisiones respecto a su rival directo, con estrategias más plausibles en cuanto a "hibridización" y modelos eléctricos. El grupo Volkswagen está lejos de conseguir sus objetivos en sus numerosas marcas, aun cuando el presidente de la marca, Diess, y el del grupo, Müller, han anunciado que están pisando el acelerador para la integración de modelos híbridos y eléctricos en su gama. 

Los pronósticos, según el estudio, son catastróficos: FCA debería pagar más de 600 millones de euros de multa, BMW 350 millones y sería más de mil millones para todo el grupo Volkswagen.

A FCA le penaliza una tecnología de emisiones "en la edad de piedra"

Con todo, según Göttle, aún es pronto para entrar en pánico: "Los fabricantes que, según nuestros pronósticos, no cumplirían los objetivos, aún están a tiempo de dar un golpe de timón, pero claro, con diferentes probabilidades". 

Te interesa: La Unión Europea se pone más seria con las emisiones

Es el caso de Fiat-Chrysler, que con distancia, tiene el mayor déficit en reducción de emisiones. "En cuanto a desarrollo de motores, están dos ciclos por detrás", anuncia Göttle. "Casi podemos hablar de que su tecnología está, comparativamente, en la edad de piedra, y falta dinero para invertir en nuevos motores". La salida viable de FCA a esta situación sería comprar mejores motores de otro fabricante. Pero igualmente eso afectaría a las ajustadas cuentas del grupo.

También Kia-Hyundai y BMW tienen un déficit considerable (calculado, en este momento, con una desviación de 5,3 gramos para el primero, y 2,8 para el segundo). "Sin embargo, veo buenas oportunidades para ambas marcas a la hora de reducir aún más la curva", dice Göttle. "Hyundai-Kia está a punto de lanzar una extensa línea de modelos eléctricos e híbridos enchufables. Y después de su desafortunado inicio con el BMW i3, que no ha calado entre sus clientes, BMW ya ha anunciado una masiva 'hibridización' de su flota". 

También Volkswagen (con 2,8 gramos de más pronosticados) podría, gracias a la anunciada ofensiva eléctrica, acercarse más a los objetivos. Göttle no puede imaginar que el presidente del grupo, Matthias Müller, permitiese que su flota no alcanzara el objetivo. "Antes reducirían el precio de sus modelos eléctricos, perdiendo rentabilidad, que arriesgarse a perder imagen de marca. Sería una muestra de incapacidad y, en mi opinión, algo impensable". 

Lecturas recomendadas