Patrocinado por:

Práctico

Coches clásicos

Elimina los ruidos del coche: Causas y soluciones

Elimina los ruidos del coche: Causas y soluciones

Redacción Auto Bild

29/07/2010 - 10:15

Descubre cómo detectar e identificar los ruidos del coche y las soluciones para eliminar esos molestos chasquidos. Al margen de que tengas un coche muy exclusivo o más modesto, al final todos acaban padeciendo la misma enfermedad: la “ruiditis”. Cables que rozan en el salpicadero, plásticos que crujen... son algunos de los males que pueden aparecer, sobre todo en los meses en los que hay diferencia de temperatura entre el habitáculo y la carrocería.

La “ruiditis” puede curarse, y en muchos casos el remedio es muy sencillo.

Lo primero que tienes que hacer es localizar el origen de los sonidos. Para ello, retira aquellos objetos que puedan causar crujidos o ruidos de la guantera, los compartimentos y el maletero (no olvides el hueco de la rueda de repuesto): presta especial atención a las llaves, monedas, herramientas...

A continuación, comienza tu verdadera misión: encontrar el ruido perdido. La forma más fácil de hacerlo es con la ayuda de otra persona, que puede dedicarse por completo a localizar la procedencia de ese molesto sonido, moverse por todo el habitáculo y comprobar la perfecta fijación de los revestimientos y las consolas.

Si el ruido se encuentra en el interior del coche, en algunas ocasiones basta con que rocíes un poco de silicona con un aerosol o coloques gomaespuma entre las superficies de plástico para acabar con él.

Si el molesto invitado está escondido dentro del salpicadero, es mejor que lleves tu vehículo al taller, ya que los trabajos en esa zona resultan bastante complicados.

Ocurre lo mismo si el sonido procede del vano motor, del chasis o de los frenos. En estos casos, es mejor que se encargue de acabar con el ruido un especialista. Ya sabes, “zapatero a tus zapatos”.

RUIDOS EN EL VANO MOTOR

Ruido metálico: dura apenas un momento después de arrancar.
Posible causa: taqués hidráulicos defectuosos o taqués mecánicos mal reglados.
Solución: si el ruido persiste, la pieza está defectuosa. Lleva el coche al taller.

Ruido en el embrague: cuando se pisa el pedal.
Posible causa: rodamiento o collarín del embrague defectuoso.
Solución: sustitúyelo (taller).

Traqueteos en el embrague: sólo se oyen en marcha.
Posible causa: disco del embrague o plato de presión en mal estado.
Solución: sustitúyelo (taller).

Envuelve con gomaespuma los cables para evitar ruidos

Ruido metálico en la caja de cambios: sonido muy llamativo al ralentí. Se diferencia poco del ruido metálico del embrague.
Posible causa: holgura del axial del cambio o falta de aceite.
Solución: repara el axial o añade aceite al cambio (taller).

Golpes: se oyen y sienten en los cambios de apoyo del coche.
Posible causa: un soporte del motor suelto o desgastado.
Solución: apriétalo o cámbialo.

Aullidos: se oyen en marcha.
Posible causa: holgura en el diferencial.
Solución: reemplázalo (taller).

Para minimizar los ruidos del motor, pon un revestimiento

Ruido de tic-tac: sólo se oye con el capó abierto.
Posible causa: ruido mecánico de los inyectores.
Solución: no es necesaria.

Zumbidos: inmediatamente después de accionar el encendido.
Posible causa: ruido mecánico de la bomba de gasolina.
Solución: no es necesaria.

Importante: en caso de que escuches cualquier sonido extraño en la zona del vano motor, acude inmediatamente al taller


RUIDOS EN EL CHASIS Y LOS FRENOS

Gruñidos y zumbidos: apreciables en las curvas.
Posible causa: defecto en un cojinete de la rueda.
Solución: si el ruido aparece en una curva a izquierdas, seguramente esté afectado un cojinete de la rueda derecha y viceversa. Para hacer un diagnóstico, eleva el coche con un gato y gira la rueda; toca con la mano la transmisión y el amortiguador. Si notas vibraciones en este punto, has encontrado el problema. Arréglalo en el taller.

Para comprobar el estado de los cojinetes, gira la rueda

Traqueteo en curvas: sólo se notan a alta velocidad, sobre todo en cambios de apoyo y con la calzada mojada.
Posible causa: los ruidos pueden deberse a la entrada en funcionamiento del ESP (su testigo se enciende al mismo tiempo).
Solución: conduce más suave.

Crujidos: se notan en curvas.
Posible causa: las articulaciones del árbol de transmisión están dañadas.
Solución: reemplaza el árbol afectado en el taller.

Chirridos: se oyen al frenar.
Posible causa: las pastillas de freno están gastadas y su soporte roza con el disco.
Solución: cambia inmediatamente las pastillas. A veces, es también necesario cambiar el disco de freno.

Traqueteo: tu fiel acompañante por firmes en mal estado.
Posible causa: gomas defectuosas en la barra estabilizadora o en el anclaje del amortiguador. En otras ocasiones, incluso los propios amortiguadores pueden estar afectados. El diagnóstico lo tiene que hacer un taller.
Solución: sustituye las piezas afectadas en el taller.

Un anclaje del amortiguador defectuoso causa traqueteos

Importante: si oyes ruidos anormales en el chasis y los frenos, acude rápidamente al taller.

RUIDOS EN EL INTERIOR

Traqueteos en la zona trasera: se oyen cuando coges un bache.
Posible causa: alguna herramienta, tuerca u otra pieza da tumbos en el hueco de la rueda de repuesto.
Solución: quita los elementos sueltos. Otra opción: envuelve las tuercas y las herramientas en un trapo o con gomaespuma.

El hueco de la rueda amplifica los ruidos. Retira los elementos sueltos

Crujidos: al desembragar.
Posible causa: las articulaciones de los pedales están secas.
Solución: engrasa las articulaciones con un aerosol de silicona. No uses aceite o grasa, ya que dañan los pedales de plástico.

Con un aerosol de silicona eliminarás los crujidos de los pedales

Ruidos en el salpicadero: generalmente, sólo se oyen con el coche en movimiento.
Posible causa: los cables golpean en los conductos de ventilación o en otras partes del salpicadero.
Solución: envuelve los cables con gomaespuma suave o con cinta aislante. En los coches actuales, este trabajo debe realizarlo un taller debido a la complejidad de la electrónica (airbag) y a los salpicaderos sellados.

Chasquidos: suelen producirse en las zonas con revestimientos de plástico (puertas y pilares).
Posible causa: los revestimientos rozan con otros elementos.
Solución: pon cinta de fieltro en los puntos en los que hacen contacto los elementos. Otra opción: engrasa con un aerosol de silicona o cera la zona.

Coloca un trozo de fieltro para evitar el traqueteo de los cinturones de seguridad

Asientos que chirrían: emiten molestos ruidos al margen del peso de los pasajeros.
Posible causa: la regulación de los respaldos u otras piezas de unión están sin engrasar.
Solución: engrasa el asiento. En ocasiones, es necesario desmontarlo entero y engrasar a continuación todas las piezas (taller).

Zumbidos en los revestimientos de las puertas: sobre todo, cuando suenan los bajos de la música.
Posible causa: los altavoces de las puertas hacen vibrar sus revestimientos.
Solución: retira los revestimientos de las puertas y comprueba la fijación de los altavoces. Forra los revestimientos con gomaespuma  y móntalos con grapas nuevas.

Crujidos: se producen sobre todo en la zona del cuadro de mandos y en la consola central.
Posible causa: las piezas de plástico se rozan.
Solución: coloca un trozo de cinta de fieltro.

Las tiras de gomaespuma evitan los ruidos causados por el rozamiento de piezas

RUIDOS EN EL ESCAPE Y LOS BAJOS

Ruidos inferiores: sobre todo en cambios de apoyo al pasar por baches.
Posible causa: goma de sujeción del tubo de escape en mal estado.
Solución: reemplaza la pieza defectuosa en un taller.

Ruidos y traqueteos en la parte central del coche: se oyen al acelerar y al mover el vehículo (muchas veces, independientemente de las revoluciones).
Posible causa: catalizador defectuoso, rotura del núcleo cerámico o rotura de la pantalla protectora de calor. En ocasiones, también es frecuente que se hayan soltado las cámaras de los silenciadores.
Solución: da unos golpecitos con el puño al tubo de escape desde delante hasta atrás. Así descubrirás fácilmente el origen del problema (necesitarás un elevador). Cambia la pieza defectuosa.

Para descubrir el origen del ruido, da pequeños golpes

Tintineos o golpecitos: se oyen con el motor en marcha, muchas veces incluso en parado.
Posible causa: abrazaderas sueltas o rotas.
Solución: haz una inspección visual; aprieta las abrazaderas que están sueltas y cambia las que estén rotas.

Silbidos o soplidos: suelen proceder del vano motor.
Posible causa: pequeñas grietas en el codo del tubo de escape.
Solución: sustituye el codo en un taller.

RUIDOS EN LA CARROCERÍA

Crujidos muy fuertes: sobre todo al pasar por baches.
Posible causa: cierres y bisagras de las puertas secos.
Solución: aplica grasa en las bisagras de las puertas y en el mecanismo de cierre para evitar los ruidos.

La grasa evita molestos crujidos en las puertas

Zumbidos: generalmente, sólo se oyen a altas velocidades.
Posible causa: se han soltado los revestimientos de plástico en los parachoques o en los bajos y vibran con el viento.
Solución: controla que estos elementos estén bien anclados y, si es necesario, vuelve a fijarlos.

Silbidos: sobre todo en la zona de los pilares A y B.
Posible causa: ruidos del viento producidos por puertas mal colgadas, que no cierran correctamente o por juntas de las puertas defectuosas.
Solución: coloca bien las bisagras de las puertas en el pilar A (es 
necesaria experiencia). Sólo para profesionales: dobla suavemente el marco de la ventana bajada hacia dentro para que las juntas estén más tensas en la carrocería y sellen mejor.

Crujidos constantes y chirridos: proceden casi siempre de las puertas y el techo solar.
Posible causa: las juntas de las puertas y del techo solar están secas y porosas. Las puertas y el techo del vehículo amplifican los ruidos y dificultan su localización.
Solución: engrasa regularmente estas juntas con un producto protector a base de silicona para que no se sequen.

Únicamente las juntas en buen estado son silenciosas

Traqueteos de los limpiaparabrisas: aparecen fundamentalmente cuando llueve de forma ligera.
Posible causa: las escobillas de los limpiaparabrisas se han endurecido.
Solución: renueva las escobillas de los limpiaparabrisas.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Redacción

Redacción Auto Bild

Redacción Auto Bild

-

Encuentra lo que necesitas para tu coche

Todo tipo de accesorios

Piezas específicas para tu coche

Productos para su cuidado

Selecciona una categoría:

Encuéntralo

Buscador de coches

Didier Blanco

hola tengo un ruido en la puerta trasera del gran vitara 5p y no se quita por favor como lo resuelvo, gracias

 

Responder a: Didier Blanco
Conversaciones