Skip to main content

Práctico

Cambiar la correa de distribución: todo lo que necesitas saber

Cambiar correa de distribución

¿Ha llegado la hora? No pierdas detalle.

La correa de distribución es uno de los elementos de la mecánica del automóvil más importantes. Se trata de una pieza de desgaste que no siempre está en todos los modelos pero que, si lo está, requiere de su mantenimiento. Por lo tanto, cambiar la correa de distribución cuando sea necesario garantiza un correcto funcionamiento del motor, y a buen seguro nos ahorrará una buena suma de dinero. Y es que la rotura de esta pieza está entre las averías más caras. Vamos a conocer más cosas sobre este elemento.

No te pierdas todas las novedades de 2019

¿Qué es la correa de distribución?

Este elemento se emplea en un gran número de motores en la industria del automóvil. Se trata de una correa de goma que cuenta con un sistema de dentado. Esto impide el deslizamiento mutuo de los sistemas que une, utilizándose normalmente para enlazar un generador de movimiento con un receptor, utilizando habitualmente piñones o poleas.

¿Qué función tiene la correa de distribución?

La función de la correa de distribución es la de sincronizar los cuatro tiempos de motor. Este elemento sincroniza la funciono de encendido y apertura y cierre de las válvulas de admisión y escape. La correa de distribución transmite el movimiento del cigüeñal al árbol de levas, haciendo posible que se abran y cierren las mencionadas válvulas de admisión y escape. Si bien, este elemento también, depende de cada caso, podrá trabajar para poner en funcionamiento los inyectores, la bomba de agua y de aceite.

VÍDEO: Este es el mantenimiento básico que debes hacerle a tu coche

¿Cada cuánto se cambia la correa de distribución?

La correa de distribución tiene un tiempo o distancia máxima de trabajo al ser un elemento de desgaste. En cada caso, la marca nos indicará cuál es el tiempo o los kilómetros que podemos hacer antes de ser sustituida. Es necesaria ser pulcros con estos tiempos, de lo contrario la correa puede romper y averiar el motor. En algunos casos se recomienda cambiar la correa de distribución cada 120.000 km., en otros antes y en algunos este período puede llegar hasta los 180.000 km. También nos orientarán sobre el tiempo, pues aunque no lleguemos a recorrer esa distancia habrá unos años límite para sustituirla.

No te pierdas: 'Las cinco averías más caras que pueden pasarte'

¿Qué cuesta cambiar la correa de distribución?

El precio que nos costará cambiar la correa de distribución variará, igualmente, dependiendo de la marca del modelo y del taller escogido. En primer lugar no nos costará lo mismo cambiar la correa de un Seat Ibiza que cambiar la correa de un Dacia Sandero. De la misma manera, no tendremos el mismo precio si acudimos a un taller oficial que si lo hacemos en otro taller. Para que te hagas una idea, esta cantidad puedes oscilar entre unos 180 euros y más de 550 euros.

¿En qué se diferencia con el sistema por cadena?

La principal diferencia entre la cadena y la correa de distribución es el material con el que están fabricadas. La primera no sufre prácticamente desgaste, siendo un elemento que en muchas ocasiones no necesita ser sustituido. La correa, por el contrario, si necesita ser remplazada por el desgaste que sufre y el peligro que llegue a romper.

Pese a que en un primer vistazo la cadena parecería ser el elemento perfecto, no es así, pues por su fabricación, que incluye elementos no deformables, complica la tarea de sincronización en el motor. La correa puede hacerse cargo de más sistemas al ser más elástica, mientras que la cadena necesita de la ayuda de cadenas auxiliares para hacer el mismo trabajo. Además, la correa es más económica y más compacta, complicando menos el trabajo de diseño del motor.

Lecturas recomendadas