Patrocinado por:

Práctico

Ahorra tiempo por el Bus-VAO, aunque vayas tú solo

Vicente Cano

28/12/2015 - 10:00

Circular solo por el Bus-VAO está prohibido y penalizado con multa de 200 euros, pero con un maniquí o una sillita de bebé puedes ahorrar tiempo por este carril de alta ocupación.

El Bus-VAO de Madrid se inauguró en 1994 y, desde entonces, las autoridades locales aseguran que ha ayudado a la mejora de la circulación en los primeros kilómetros de la A-6 durante las horas de mayor congestión. Como se trata de un carril de alta ocupación que solo se puede utilizar cuando viajan dos o más personas en el vehículo, los responsables de su gestión también afirman que ha generado una cultura del uso del transporte público entre los habitantes de las poblaciones del noroeste de la provincia.

Puede ser, aunque hay que ver la que se monta los días que le da por averiarse a un autobús en un mal sitio de esta vía, que se abre de 6.00 a 11.30 h sentido Madrid y de 13.30 a 22.00 h sentido Villalba los días laborables. Además, durante la realización de este práctico para AUTO BILD -motivado por uno de esos conductores con iniciativa que abundan en este país y que que pillado in fraganti por el Bus-VAO con un maniquí-, se pudo comprobar que lo que sí ha cundido entre la población de usuarios ha sido una especie de cultura del trampantojo sobre el número de ocupantes en los coches. 

Como puedes constatar en la galería de imágenes, hay dos peleles que con diferencia ofrecen mejores resultados para engañar el entrenado ojo de los vigilantes de la movilidad: la sillita infantil del Grupo 0 y el maniquí modelo Bonami. Sin desdeñar las prestaciones que pudieran dársele a la mujer de caucho o al Stig, que fabricamos con un mono de motero y un casco -mejor usa uno de piloto de coches, más ligero, si fuera el caso-. La vulgarmente conocida como Maxi-Cosi es también el remedio más popular en las poblaciones del noroeste de Madrid. Se constató mientras hacíamos las fotos. Bueno, eso o que ha habido una desmedida explosión de natalidad entre los conductores de la A-6.

Con el mismo fin, algunos conductores sin escrúpulos se llevan a la abuela por la mañana para dejarla en una de las estaciones de autobuses del norte de Madrid y que se vuelva ella sola a casa… Mejor no comentar mucho más una jugada tan miserable como esa. En todo caso, está claro que la solución más elegante es el maniquí, como averiguó el mencionado conductor seguramente perteneciente al gremio del comercio. Lo malo es que el precio de uno nuevo está por las nubes y el alquiler nos costó 50 euros, aunque en las webs de venta de objetos de segunda mano hay un gran surtido a casi cualquier precio.

También es mucho más práctico y fiable que llevar un mono lleno de papel y atado a un casco, pero eso sí: en las curvas tiende a moverse demasiado, aunque lleve bien atado el cinturón de seguridad. A favor de la señorita de caucho más barata que encontramos -25 euros-, además de las múltiples aplicaciones para sus 'huecos portaobjetos', está que cuando las deshinchas no ocupa absolutamente ningún espacio. Pero en todo caso, el maniquí es mejor solución que utilizar una muñeca de goma, con la que no vas a engañar ni a un vendedor de cupones de la ONCE.

Así que la conclusión más razonable es hacer lo que la masa y buscar una sillita de bebé de segunda mano, salvo que lo que pretendas es aparecer en algún telediario o en uno de los blogs de AUTO BILD.

Lecturas recomendadas

Encuentra lo que necesitas para tu coche

Todo tipo de accesorios

Piezas específicas para tu coche

Productos para su cuidado

Selecciona una categoría:

Encuéntralo

Buscador de coches