Noticia

Un policía se denuncia para librarse de otra multa

Un policía se denuncia para librarse de otra multa

Laura Tirado

03/08/2012 - 12:20

Un policía que se denunció a sí mismo para librarse de otra multa que le habían puesto por adelantamiento indebido ha sido condenado a tres años de cárcel. El agente falsificó una sanción de aparcamiento. El Tribunal Supremo ha reducido la pena inicial, de cuatro años y medio de cárcel, por no apreciar continuidad delictiva.

Los hechos ocurrieron el 25 de febrero de 2009, cuando el policía local de Lepe falsificó la documentación de una multa de aparcamiento para eludir otra que le fue impuesta por la Guardia Civil -por adelantamiento indebido- ese mismo día. Con esta argucia, el agente trató de demostrar que su vehículo había sido retirado por la grúa al depósito, por lo que resultaba imposible que estuviera circulando por la carretera a la hora de la infracción.

El Tribunal Supremo considera probado que el policía simuló esta denuncia y confirma el delito de falsedad documental cometido por el funcionario. No obstante, no aprecia una continuidad delictiva, como sí setenció inicialmente la Audiencia Provincial de Huelva. Por este motivo, el TS ha reducido la condena inicial de cuatro años y medio de prisión a una de tres. Asimismo, deja en tres años la inhabilitación para el empleo público -frente a los cuatro que le impuso el tribunal onubense- y le reduce la multa, de quince euros diarios durante quince meses, a ocho euros al día durante seis meses.

En concreto, el TS considera que no hubo una continuidad delictiva porque, pese a que los documentos que confeccionó el acusado se hicieron con “un único objetivo, engañar a la Jefatura Provincial de Tráfico”, ve “factible y probable” que se rellenaran “en un solo momento” debido a la “inmediatez” que requeriría el acto.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches