Skip to main content

Práctico

Coches clásicos

10 clásicos con los que con su compra podrás ganar dinero

Clásicos para comprar y ganar dinero

Cuando alguien te ve en un coche o moto de más de 25 años, propio o ajeno, es fácil que en algún momento la conversación tire por estos derroteros: "¡Bueno, un clásico es una inversión! ¿No?". Pues como todo en la vida, depende de muchos factores. En efecto, puede puede ser un verdadero objeto de colección de gran cotización... o puede tratarse de un clásico popular cuyo valor vaya a ser siempre más sentimental que económico... y acabe siendo una 'inversión'  Por eso, en esta ocasión, vamos a hablar de lo primero: esos clásicos con los que con su compra podrás ganar dinero.

Especial coches clásicos

¿Cuánto cuesta un coche clásico? Normalmente, el mercado se mueve por varios parámetros, que en algunos casos son muy similares a los de otros objetos, y que suelen guardar relación: 

  • Oferta y demanda: como en todo, lo que más se busca y menos se ofrece mayor precio suele alcanzar. 
  • Número de unidades fabricadas: que tiene toda la relación del mundo con lo anterior.   
  • Número de unidades existentes: suele ir a la par, pero no siempre. Hay coches que tuvieron una gran producción, pero que acabaron siendo carne de desguace en los años sucesivos y ahora se buscan mucho. 
  • Número de unidades en estado original que quedan: se han dado casos de concentraciones en los que han aparecido más unidades de un determinado modelo/versión de las que realmente se fabricaron nunca. Además, para que un clásico tenga valor, tiene que tener un porcentaje alto de componentes que sean originales, que el tipo de motor -o mejor, hasta su número de referencia- coincida con el que montaba de fábrica ese chasis...  
  • Facilidad de restauración: en un clásico muy exclusivo o único en el mundo toda singularidad aumentará su 'caché'. Pero para un vehículo que vaya a ser usado, es imprescindible que se pueda reparar y mantener sin demasiadas 'odiseas'. 
  • Valor histórico del modelo para una marca, un país, una sociedad... 
  • Valor histórico de la unidad en cuestión: si tiene una historia propia, si ha pertenecido a alguien famoso... 
  • Valor sentimental: esta es la parte más irracional, pero también funciona cuando hablamos de cotización.
    • Si el modelo se pone de moda; si empieza a hacer gracia lo que antes incluso se denostaba. 
    • Si protagoniza una serie o película. 
    • Si se cumple un aniversario llamativo y todo el mundo empieza a hablar de él.
    • Si era el coche que te evoca un recuerdo y es motivo más que suficiente para que te apetezca revivirlo.    

Factor riesgo

El mercado de los clásicos se dan algunas otras particularidades. ¿Por ejemplo? El factor riesgo, que es muy alto, porque un coche se mueve, tiene elementos mecánicos que pueden fallar, puede haber un deterioro de cualquier tipo al circular... 

Y aunque tengas una pieza única que nunca se haya puesto en funcionamiento o que carezca de todos los 'líquidos' porque no se haya estrenado siquiera (a veces aparecen en los concursos de elegancia más prestigiosos del mundo), hay elementos que envejecen con el paso del tiempo (juntas, retenes, manguitos, neumáticos). Y un automóvil tiene que conservarse en unas condiciones óptimas de de luz, humedad...

Por el contrario, si concibes tu adquisición como disfrute integral y para conducirlos, tienes que asumir desperfectos, desgaste normal de ciertos elementos, actos vandálicos de ladrones, gamberros o, simplemente, envidiosos... 

Clásicos populares

Esto último es más típico de los clásicos populares. También son los que tienen menos margen de subida (y de beneficio para ti a futuro). Y, en cualquier caso, en un coche así, de poca cotización, debes intentar especialmente que esté en buen estado.

Porque como a un coche de 1.500-2.000 euros, por ejemplo, le tengas que 'meter' 3.000 más para dejarlo 'vendible' (culata, chapa y pintura, tapicería, etc.), difícilmente podrás pretender que alguien pague por él 4.500-5.000 euros. 

Préstamos y otras hipotecas 

Por último, para que un clásico sea rentable, lo vayas a vender después por un precio o por otro, no debe asfixiar tu economía desde el principio. Además, hay que dejar siempre un margen para asumir que algo puede fallar o romperse en cuanto esté en tus manos, aunque en lo últimos 25, 30, o 90 años su funcionamiento haya sido intachable. 

Eso sí: si desde el principio quieres hacerte con un clásico por encima de tus posibilidades en cuanto a compra o mantenimiento, garaje, seguros, impuestos, ITV..., deberías descartar cualquiera de estas ideas. Al menos, como inversión. 

Clásicos con los que con su compra podrás ganar dinero

Aquí van algunas ideas para todos los bolsillos. Como ves, hay modelos que no han subido de precio hasta ahora, pero que ya han empezado a hacerlo... o modelos que ya eran muy caros y todavía tienen margen de subir. 

Otros ya subieron lo suyo. Y los hay que, aunque suban casi según todos los indicios, requerirán una fuerte inversión desde el principio, aunque lo normal es que vayan a tener luego buena salida. 

1 Porsche 924 

Fue muy criticado en 1976, cuando apareció, por su origen VW y Audi y porque, por encima de todo, no era un Porsche 911, tenía menor potencia (125 CV de origen) y una configuración transaxle (motor delantero, caja de cambios y tracción traseras)... que la firma de Stuttgart mantendría con un gran éxito durante 20 años, con los modelos 944, 928, 968.

Además, Porsche se apuntó con el 924 a todo tipo de competiciones (Le Mans, rallys...) y lo incluyó en toda clase de anuncios publicitarios -aunque fueran de otros de sus modelos- para que la gente, poco a poco, entendiera que eso era un Porsche-Porsche, pero más práctico

Hasta hace poco, se podía adquirir un 'nueve veinticuatro' por unos 3.000 euros, en buen estado (los 924 Turbo, S y GT ya estaban por las nubes). Pero como todos los clásicos de la firma han ido aumentando de valor, en un mundo de radares y limitaciones, era el que faltaba, y una buena opción para disfrutar por poco dinero de un clásico bonito, con maletero, 2+2 plazas, con muchos (y baratos) recambios y faros escamoteables. Así que su cotización va subiendo y ya ronda los 6.000 euros. Y subiendo... 

2 Porsche 911 

No obstante, volvemos a meter esta marca porque todo lo que lleve ese logo tendrá siempre un plus y engolosinará a los aficionados. Sobre todo, los de alta gama, y que se asemejen a los Ferrari, Lamborhini, Mercedes y BMW más top...

Generaciones 911
Porsche 911 Turbo 930

Por modelos, el 911 parece que siempre va a subir, pero todavía se puede adquirir alguna unidad en torno a los 45.000 euros, de los años 80. Hay muchos y uno en buen estado resulta hasta fiable. Pero si consigues cualquier otro (ahora gusta mucho el 993, último de refrigeración por aire), ten la certeza que se cotizará más y más cada año -crisis de la Covid al margen-... salvo el 996 (faros de lágrima) que sigue siendo el 'mal querido'. 

3 Ferrari Mondial 

Tener un Ferrari, incluso parado en el garaje, ya les basta a algunos como primer paso para amortizar la inversión (verídico). Sin embargo, a los menos cotizados les ha costado siempre subir de cotización, por los problemas de fiabilidad. Los más baratos han sido todos estos años los que empezaban a coquetear con los inicios de una electrónica de lo más caprichosa de los años 90: el Ferrari 348 TB y TS (el Spider también aumenta), por ejemplo, estaba en los 30.000 euros y le sigue costando despegar. 

deportivo italia lujo clasico v8

Otras opciones mejores para rascar algo de dinero con una venta menos rápida: los Ferrari 308 y 328 TB y TS, pero ya han subido por encima de los 45.000 euros. Así que quizás sea el momento de pescar un Ferrari Mondial, porque es más sencillo (y menos problemático) que los 348 y está ya despegando de los 35.000 euros. 

4 Mazda MX-5 

'El roadster más vendido de la historia' es bonito, fiable y ¿asequible? Hasta ahora, sí. Los puristas, tenían los originales Miata de finales de los 80 por en torno a 5.000 euros.

El proyecto Duo 101

Los de las dos-tres generaciones siguientes, de 4.000 a 6.000 euros, con más equipamiento, mejores acabados, más medidas de seguridad y prestaciones más usables (con ese motor 1.8 que tanto se busca). Pero ojo, si sale alguno apeticible y con estos precios, cómpralo, porque los precios de estos años ¡ya están rondando los cinco dígitos!

5 BMW Z3

Dentro de los roadsters biplaza con motor delantero y tracción trasera, es un clásico de referencia. Fue 'coche Bond' cuando se presentó en sociedad en 1995, su diseño es atemporal y su mantenimiento no es ninguna locura. 

roadster lujo deportivo

Sigue estando mucho menos cotizado que el BMW Z4, pero con precios en ascenso a medida que las unidades disponibles (ojo, que algunas están muy tuneadas) rondan los 25 años. Es el momento de comprar uno antes de que lleguen a los 30.  

6 Toyota MR2

Resultón, divertido y mucho menos visto que los dos anteriores. Pero lo mejor de este apetecible Toyota MR2 es su motor central. 

Toyota MR2 trasera

Es el momento de hacerse con uno, sin duda, y puede ser el más recomendable para nuestra lista de los clásicos con los que con su compra podrás ganar dinero: los seguimos viendo alrededor de 4.000 euros en estado más que aceptable, y ya están pidiendo el doble y más. Y si te lo quedas, no será una patata caliente ni una caja de problemas, sino un bonito juguete con el que divertirse mucho.  

7 Fiat Coupé

Aunque muchos lo acaben de recordar ahora, justo al leer esto, el 'Coupé Fiat, la macchina', como se anunciaba en los 90 es otro coche bonito (el interior estaba diseñado por Pininfarina y tenía el salpicadero en el mismo color que la chapa exterior), original, muy funcional, utilizable para ir con niños o adolescentes detrás... y se está empezando a apreciar en su justa medida.

poco emocionantes malos comportamiento dinamico peores

Estaba en unos 2.000 euros el 1.8 de 130 CV, pero lo malo es que quedan muy pocos y suelen estar en un estado más que discutible. Si encuentras uno muy sano y original por ese precio o hasta 3.000 euros, adelante. Si es el 2.0 turbo de 200 CV, aunque cueste el doble, ¡a por él! Esta última versión se busca y se buscará aún más.  

8 Opel Calibra

La alternativa alemana, con pedigrí, una línea atemporal, más aplomo y unos precios similares (salvo el 16 válvulas, que sube un poco) es el Opel Calibra, que hereda la tradición del Opel Manta y ya empieza a ser un clásico de pleno derecho. 

Opel Calibra contra Ford Probe
Opel Calibra: carrocería coupé y 2+2 plazas
Opel Calibra aerodinámica

Lo malo es que apenas tendrás dónde elegir, porque es un buen ejemplo de que, si bien hubo muchas más unidades en España que de Fiat Coupé, sin ir más lejos. Y de las que hay, si encuentras una medianamente original, pide un deseo y mándanos una foto. 

Restaurarlo no es muy difícil, pero enseguida te dejará de compensar si tienes que empezar a meterle dinero. Ojo también con las unidades que daban problemas eléctricos, porque el arreglo será engorroso, arruinará tu inversión... y tu paciencia. 

9 VW Golf III

Era el menos cotizado. Y ya empieza a despegar. Dicen los 'puretas' que el VW Golf de tercera generación no tiene el encanto del segundo (el original es otra historia), pero también supuso un salto innegable en calidad, confort (y equipamiento de seguridad propios de segmentos superiores, en la época).

Todas las generaciones del VW Golf

De las versiones básicas y del GTI (desde 2.500-3.500 euros) hay muchas unidades que todavía están circulando. Por no hablar de que los acabados GT, que no valen nada pero comparten también muchos elementos con los Golf GTI y Cabriolet.

Clásicos para comprar y ganar dinero

Además, tienes a tu disposición todo de recambios originales, de marca blanca, tuning para personalizaciones... El GTI es interesante, aunque suele estar muy machacado. El Golf VR6 ya era otra historia y será difícil que gastando algunos miles de euros más, si encuentras uno en buen estado, puedas venderlo todavía más caro y ganar dinero con tanto riesgo. 

El VW Golf III Cabriolet lo tienes desde 3.000 euros (el Golf IV Cabrio no era más que un restyling), con aire acondicionado, sin él, capota manual o eléctrica y diferentes motorizaciones (para pasear el 1.8 de 90 CV es más que suficiente y cualquier descapotable gasolina se cotiza más que el diésel). Es fiable, práctico, con buen maletero, cuatro plazas reales... y, mientras lo tengas, lo podrás disfrutar tanto a diario como en las escapadas de fin de semana.  

10 Mercedes SLK 

Es otra de las marcas que tiene glamour en sí misma. Los 190 'Evo' ya están en precios desorbitados, a la par casi que los BMW M3 E30 (18.000-20.000 de partida) y difícilmente se pueden esperar subidas nuevas en los SL de cualquier época o, por debajo, las gamas básicas de los 190 y 300 E de los 80-90. 

primera generacion deportivo roadster historia
primera generacion deportivo roadster historia

Así que echa un vistazo a los Mercedes-Benz CLK y SLK de las primeras generaciones, que ronden los 5.000 euros. Podrían darte sorpresas agradables, sobre todo, entre mayo y octubre, cuando la gente se acuerda de los coches 'abiertos'. Aunque en realidad, los que más están subiendo ahora son los que llevan el apellido AMG.

 

 

Y además