Skip to main content

Noticia

Estilo de vida

Sergi Arola: Cuando escucho las campañas de la DGT, me descojono

Entrevista a Sergi Arola

¿Qué recuerdas mejor: una receta o un coche que te ha gustado?


Es que no tiene nada que ver, uno es mi trabajo y lo otro es un placer. Realmente no tiene nada que ver. Para mí una receta es como para Fernando Alonso conducir, es algo que llevas natural. Yo no necesito ponerme a pensar "Espérate que voy a hacer recetas", me pongo a cocinar y me van saliendo las cosas. Pero cuando me pongo a conducir, sí pienso en conducir. Entonces, no es comparable.


¿Qué ingredientes tiene que tener el coche para que te guste?... seguimos con las recetas.


La receta para que me guste un coche la han conseguido estos señores —Citroën—, pero un coche tiene que ser: fiable, incluso por encima de cómodo, más valor para mí tiene la fiabilidad. Sabes… hay un sabor no definido en la cocina que es el umami, que es una mezcla de dulce, salado, ácido y agrio. Un sabor que sacaron los japoneses, un sabor como a lo que sabe el Ketchup, la salsa de soja, los tomates…. Los japoneses lo llaman Umami. 

Y en cierto modo, cuando yo empecé a llevar la Citroën Berlingo, me di cuenta que toda la "furgoneta" en sí, era puro umami. Es una furgoneta que conduzco como si fuera un coche, pero que al mismo tiempo es como mi amiga. De  hecho, hay veces que me sorprendo hablando solo, que es algo que normalmente no suelo hacer. Pero voy conduciendo y voy hablando solo. 

Entrevista a Sergi Arola


Es algo difícil de explicar porque además nunca he sido un gran fan de los coches. Nunca he sido el típico niño que ya de pequeño quería ponerse en el coche de papá a conducir. El único coche bueno que tuvo mi padre, fue el Citroen DS Palace, el que se levantaba. Yo era un chaval y flipaba, porque era un coche que se levantaba  y es el único recuerdo que tengo de un coche impresionante.


¿Cuál fue tu primer coche?

Aprendí a conducir, y fue como mi primer coche porque lo llevaba continuamente, pero era de mi abuelo, a mi abuelo sí que le gustaban los coches, había tenido Bugattis, Studebaker... imagínate, antes de la Guerra. Le gustaban los coches, pero no quería tener un coche normal, como siempre había tenido coches muy muy buenos ... él después de la Guerra por las circunstancias terminó siendo farmacéutico del pueblo. Siempre había tenido coches muy buenos y no soportaba llevar un coche que viera más por la calle, te estoy hablando de los años 70, empezó a utilizar Skodas, cuando el importador de Skoda estaba en Figueras, el único importador de Skoda para España. 


El primer coche que se compró de Skoda, era gris, como los trajes de los curas, y entonces lo llamaba "El Reverendo".  Y luego se compró otro, Skoda también, un poquito más adelante que era el Skoda 110R Coupé, que es una especie de versión de un Porsche Carrera que hicieron los de Skoda, era como el Porsche Carrera comunista, y a este ya le llamaba "El Súper Reverendo". Como no tenía la tecnología de los turbos de los Porsche, qué hacían, pues metían doble carburador en el coche. Claro, si pasabas de 120 km/h, era como si condujeras dos coches al mismo tiempo. Recuerdo que veías bajar la aguja de gasolina bajaba (entre risas). Fue el primer coche con el que aprendí a conducir. 
Luego, el primero que tuve mío, lo recuerdo perfectamente, fue un Suzuki SJ 410 Hardtop.


¿Con qué lo pagaste?


Con un crédito-compra de La Caixa.


¿Qué es lo que más te gusta de ser una Celebridad?

Lo mejor de mi trabajo, siendo celebridad o no, es la cantidad de gente que conoces y la cantidad de experiencias que vives. Como hace poco, que estuve en el Rally de España invitado por Citroën, yo creo que esto al final esto es incluso más importante que el dinero que puedas ganar, que realmente en mi caso es nada, porque cuando tienes un negocio gastronómico lo que haces es pagar, pagar… pero por el contrario te encuentras el reconocimiento de la gente, esto es impagable, y es lo que te permite vivir experiencias que de otra manera ni siquiera es una cuestión de pagar. 


Sí, puedo ser un cliente muy VIP, pero creo que lo más bonito realmente es cuando una marca  reconoce en ti una serie de valores, con los que se vincula o con los que decide vincularse. Para mí este reconocimiento no es tangible, es más difícil de medir o cuantificar, pero anímicamente es muchísimo más enriquecedor. Y en el día a día, te das cuenta que para lo que realmente vale la pena seguir peleando, es por este reconocimiento.


Tengo una educación y manera de pensar, que cuanto más mayor me hago, más valoro estos gestos. Es muy fácil vincularse a alguien cuando está arriba de todo, pero yo lo valoro mucho más cuando lo estás pasando realmente mal. Valoro más la gente que está ahora mismo conmigo, que hace 10 años. Me parece que era muy fácil.

Entrevista a Sergi Arola

¿Qué significa ser Embajador de Citroën?


Cuando te hablo del concepto de Umami, es cuando tú sientes que algo te causa placer, pero no sabes distinguir cuál es esta cosa que más placer te causa, es lo que me pasa desde que llevo la Berlingo. Antes me recogían con un BMW 750 del aeropuerto, pero ahora prefiero ir con mi Berlingo, ahora valoro más mi libertad, independencia, que nunca había vinculado a un coche, hasta que llegó la Berlingo. 


Y que un motero te diga esto (entre risas)... Estoy poniendo la Berlingo al mismo nivel que las motos. (No tiene la misma capacidad de carga…) Una de mis primeras motos fue una Vespa y en aquel momento tocaba en un grupo, y había hecho mudanzas de casa en la Vespa, con un amplificador, con tres bolsas puestas allí, con dos guitarras, y no te ponían una multa, ahora seguramente te meterían en la cárcel por eso o alguna cosa de estas. 


¿Correr demasiado con el coche es como cocinar para mucha gente o cocinar demasiado de prisa?


Voy a ser políticamente muy incorrecto, luego que estos señores digan, yo creo que en el mundo del automóvil, quizás como en otros pocos mundos… no tiene ninguna lógica que una persona que lleva 50 años de carné, tenga las mismas reglas que una persona que tiene 5. No tiene ningún sentido que una persona que en 25-30 años no haya tenido ninguna incidencia en el tráfico tenga las mismas reglas que un tío que ha perdido el carné y lo ha recuperado. 


Del mismo modo que no tiene ninguna lógica que un automóvil de unas determinadas características tenga que ir a la misma velocidad que un automóvil de otras. Me podrían acusar de proselitismo, pero no, es sentido común. Hablábamos antes de los caballos. Cuando  escucho las campañas de prevención de accidentes de la DGT, me descojono, porque es muy fácil técnicamente, si está prohibido circular a más de 120, no vendas coches que van a 180, 240, 270 o a 320.

 
Te interesa venderlos porque el tío que está pagando 1.000 caballos, no está pagando lo mismo que con un coche de 130 caballos. Es lo mismo que la gente que protesta contra la segunda enmienda en EE.UU. que permite llevar armas, si dejas que los ciudadanos lleven armas, asumes el riesgo que al final las utilicen. Con los coches pasa exactamente lo mismo. Decía el último anuncio de la DGT: 3 de 4 accidentes podrían impedirse, si se controlara el exceso de velocidad.

Si controlar la velocidad es muy fácil, fabrica coches que no pasen de 120, pones medidores cuando entras en la ciudad que los coches no pasen a más de 60 o 50. Pero claro, te estás cargando una industria maravillosa, la de las multas de tráfico. 

Cuando tú ves lo que factura un radar en la M-30, creo que era 4 millones al año no está mal, es una inversión cojonuda. El otro día me dijeron que uno de esos helicópteros tan simpáticos, se amortiza a los 10 días. Hablar de velocidad ahora mismo es hablar casi de consumo de drogas. Es algo políticamente incorrecto… Tendrían que establecer unos varemos, en los cuales habría determinados conductores con diferentes características.

 
¿Tiene sentido que una persona que se gana la vida conduciendo, tenga las mismas que un tío como yo que soy cocinero? Tiene sentido que una persona que le gusta la velocidad… Yo sí entendería si se hicieran carnet A, B, C… dentro de los turismos, entonces si tú tienes un carnet C, pues tu límite de velocidad está en 160, porque te han hecho un psicotécnico específico, un examen físico para verificar que tienes reflejos… pero si yo tengo el carne tipo A y estoy a gusto… 

La iniciativa de Francia es la mejor, en las carreteras del Pirineo, hay cuerpos de la Gendarmerie que llevan cañones radares y se esconden y se camuflan como en los tiempos de Guerra, se ponen en las salidas del pueblo…al final es un negocio.


¿Con qué tipo de coches compararías tu cocina?


¿Cuál de mis cocinas? Porque yo hago cocina en Coruña, en Arola, en Lap, yo tengo un tipo de cocina C1 que es la de la Coruña, y un tipo de C8 que es una súper limusina en mi restaurante en Peñalonga, pero todo tiene una serie de valores, como estos señores, que tienen sus  valores de marca. Y yo estos valores los aplico cuando te estoy haciendo unas patatas bravas, una coca-pizza, que sería utilitario, que sería mi C1, que cuando estoy el súper deportivo, pero siguen siendo los mismos valores de marca. Yo creo que no tiene nada que ver. No te puedes comparar con un modelo, te puedes comparar con una marca. David Muñoz creo es un Mercedes, pero no sé si tiene los valores de esa marca.

¿Qué te sienta peor que te digan como las croquetas de mi madre, nadie, o que te pidan la moto para darse una vuelta?
Que me pidan la moto, no es una opción (entre risas). Ni de coña. A nadie. A mí no se me ocurre sentarme en la moto de nadie, ni loco. Bueno si alguno me la pide para hacerle foto de su hijo y la trata con cuidado, tal vez se la deje. Y sobre todo que me pidan permiso. Porque he visto a niños hacerse quemaduras de la leche con el tubo de escape, porque estas motos son  muy calientes. 

¿Comer bien o conducir bien?
 

Por qué tengo que elegir. Me niego a elegir.


¿Quién conduce mejor o peor: Rajoy o Puig de Mont?

Afortunadamente, no les pilla nada a estos señores, porque estamos con el choque de trenes, que tiene una consecuencia absoluta, produce muertes y es una desgracia. Es evidente que Puig de Mont ha optado por la vía de la ilegalidad. También es evidente, por lo menos a mí me hubiera gustado que el Gobierno hubiera tenido más cintura política, respetando siempre la legalidad. Las leyes no son para la eternidad, hay momentos que tienes que cambiarlas.

 
Y cuando tienes 2,5 millones de personas, que es bastante más que la gente de otras comunidades autónomas pidiendo algo, tienes que intentar convencerles de que lo que están pidiendo es una tontería. Yo a mis amigos independentistas les dije que no estamos en el siglo XIX, que estamos en el siglo XXI, tu hipoteca por muy independiente que seas, la vas a seguir teniendo, porque era de la Caixa y la Caixa se ha ido, te crees que ya no vas a tener hipoteca,  la cogerá otro banco… y encima van a empeorar tus condiciones.

 
Va a haber más pobreza, vas a ser menos competitivo. Si el 70% de tu producción la tienes colocada en un país con el que no te vas a llevar bien, entonces tienen un problema del 70% de tu producción que no vas a tener colocada. La actitud el Gobierno central, de dice la ley… igual consigue meter al presidente de la Generalitat en la cárcel, pero vas a seguir teniendo 2,5 millones de personas que no están de acuerdo con esto y tienes un problema. Yo quiero creer que todavía somos adultos, maduros, en mi país que es España, como para solucionar este tipo de cosas, hablando, negociando haciendo política. Ahora si vamos a meter a 2,5 millones de personas en un gulag para reeducarlos, entonces paren el país que yo me bajo. Afortunadamente tengo una profesión que me permite trabajar en todo el mundo.


¿Cuál va a ser tu próximo coche?


Si Dios quiere, va a ser una furgoneta. Mi mayor revelación y vuelvo otra vez al Umami, es que estos señores me han demostrado que en mi vida igual no buscaba el coche correcto. Hay una cosa que es tanto estereotipada. Siempre hemos vinculado el estatus a coches deportivos de altísima gama y yo, sin embargo, quizás he madurado, quizás pienso de otra manera, tú tienes un Porsche Carrera, pero los que llevas atrás están incómodos, entonces me parece ridículo la gente que tiene coches para diferentes usos, porque con uno solo puede hacer el 50% de lo que quiere. 


Yo con mi Berlingo puedo hacer el 100% de las cosas que hago, porque al final no tengo que correr más de los que correría con un Porsche y si vamos por la misma autopista y tenemos que respetar el límite de velocidad de 120, y yo a 120 en la Berlingo voy de cine, y mucho más cómodo. Por eso para mí la Berlingo es puro Umami. Habrá que probar la Space Tourer a ver si ya es Umami elevado a…
 

Lecturas recomendadas