Skip to main content
Imagen de perfil de Jorge Morillo
La opinión de
Jorge Morillo

Opinión: ¿tienen sitio en el mercado europeo las Pick up?

Pick up

El de las Pick up nunca ha sido el segmento más popular en Europa, pero ahí siguen a la venta un buen número de ejemplos a nuestra disposición. ¿Tiene sentido realmente que así sea? Vamos a analizarlo.

VÍDEO: En todo esto es en lo que mejora el nuevo Mitsubishi L200

El segmento de las Pick up es uno de los más populares en territorio norteamericano, pero no se puede decir lo mismo en Europa. Tampoco en España, donde a pesar del aumento de ventas que hemos visto durante los últimos años, éstas siguen siendo residuales. De esta manera, ¿tiene sentido que modelos como el Mitsubishi L200 sigan a la venta aquí? Personalmente pienso que sí, porque aunque no sean modelos de mucho volumen, cualquier vehículo que sea mínimamente rentable ha de estar presente en el mercado correspondiente.

No te pierdas: Todas las novedades que verás en 2019

En el caso de España, además, estos vehículos han aumentado su popularidad desde mediados de 2017, momento en el cual empezaron a ser considerados como turismos. Hasta entonces estaban regidos por el reglamento de los camiones, con limitaciones como por ejemplo el poder circular a un máximo de 90 km/h. Ya no es así, y podremos adecuarnos a los límites genéricos de cada una de nuestras vías. Éste fue un paso lógico, porque desde el mismo momento de su nacimiento, todo el mundo sabe que las Pick up tienen más que ver con un todoterreno que con otra cosa. A día de hoy, la normativa dice esto de ellas: “a los vehículos tipo pick up, cuya masa máxima no sea superior a 3.500 kg, en el que las plazas de asiento y la zona de carga no están situadas en un compartimento único y cuya altura total no sea superior a 2 metros, les serán de aplicación las mismas normas de circulación que a los vehículos tipo turismo”

Eso sí, hay que tener en cuenta que tienen sus peculiaridades. A favor encontramos, por ejemplo, que tienen una gran capacidad de carga, punto a favor en el que también hay que considerar que generalmente pueden remolcar más de 3.000 kilos de carga. Este rudo carácter no impide que puedan contar con un equipamiento muy similar al de un turismo, de tal manera que la vida a bordo no será muy diferente que en cualquiera de estos. Además son vehículos muy prácticos por su tamaño, lo que sumado a las habilidades 4x4 que suelen tener, hacen de ellas una compra muy práctica.

No te pierdas: Probamos el Mitsubishi L200

Por desgracia, no todo son ventajas en cuanto a las Pick up. Precisamente uno de sus inconvenientes es el que a la postre acaba derivando en esa ventaja que os decíamos de la capacidad de carga. Hablamos de su tamaño, pues suelen ser vehículos de más de cinco metros que son un auténtico martirio cuando se trata de utilizarlos en la ciudad. Además, suelen tener una suspensión trasera por ballestas que añade un punto de incomodidad en el uso diario.

VÍDEO: No hay territorio que se resista a una Pick up

De esta forma, y como decíamos, las Pick up tienen sitio en el mercado europeo. De hecho, si aún están en él es porque las diferentes marcas ven en ellas un punto de rentabilidad. Pero ojo, la compra de una de ellas tiene que venir motivada porque vayamos a hacer un uso concreto de la misma. No son coches ideales para ser el principal de la familia, salvo que vivamos en un entorno rural que demande un vehículo duro como una roca y desempeñemos una labor en la que una alta capacidad de carga sea bienvenida.

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas