Skip to main content

Prueba

Coches 4x4

Prueba del nuevo Mitsubishi L200 2020: una bestia del campo

Prueba del nuevo Mitsubishi L200

Más tecnológico y refinado que nunca.

El Mitsubishi L200 2020 apenas se reconoce por delante respecto a la generación anterior. Su nuevo frontal es mucho más masivo y anguloso, mientras que los faros tan rasgados, al primer vistazo, no parecen de este coche. Pero lo son, y su diseño es una de las apuestas arriesgadas de Mitsubishi en este modelo, que en su nueva generación será más imponente, más agresivo de lo que lo ha sido nunca. Nosotros ya nos hemos puesto al volante, en esta prueba del nuevo Mitsubishi L200.

Mientras que el pick up, en otros mercados llamado Triton, ya se ha lanzado en el suyo de origen, Japón, en otoño 2018, no ha llegado a Europa hasta pasado el verano de 2019. Seguirá ofreciendo una variante más industrial, destinada al trabajo, que se denomina M-Pro; y otros acabados con una finalidad más de 'turismo', que son el Motion y Kaiteki.

 

Un motor explosivo, pero...

Se reemplaza el anterior motor turbodiésel de 2,4 litros por 'common-rail' por un 2,2 litros DI-D con 150 CV, que será la única mecánica disponible en la gama, es decir, que se baja la cilindrada, se reduce la potencia en 4 CV (antes tenía 154 CV) y se deja de ofrecer el propulsor de 181 CV. La explicación a este cambio viene motivada por la normativa Euro 6d-Temp, que ahora sí cumple. Y la parte buena es que mejora su eficiencia, ya que el consumo medio se reduce a 8,5 l/100 km.

 

Mitsubishi L200 2020

 

El cuatro cilindros turboalimentado no es precisamente silencioso y, aunque tiene un claro agujero de turbo inicial, luego entrega toda su potencia a placer. El par máximo es de 400 Nm y se despliega a partir de las 2.000 vueltas. Algo tarde, si lo comparamos con los diésel más modernos. La velocidad máxima es de 174 km/h, algo baja vista su potencia, pero tiene su lógica si se atiende a la enorme superficie frontal del coche.

La potencia se envía a la tracción 4x4 permanente a través de una caja de cambios manual de seis velocidades o de una automática por convertidor de par, también de seis relaciones. Y si tengo que recomendarte alguna, sin duda ninguna, sería la automática, por lo bien que permite dosificar la potencia y por la suavidad que aporta, especialmente en marchas cortas.

 

Mitsubishi L200 2020

 

Prueba Mitsubishi L200 2020

La dirección es muy ligera, pero el tacto rudo del chasis hace que uno tenga claro, desde que arranca, que va sentado en un auténtico coche de campo. El conductor, en cualquier caso, puede elegir entre cuatro modos de conducción mientras circula, que forman parte del nuevo modo Off Road (se activa en el botón de la derecha, tras el selector de la tracción 4x4): grava, barro/nieve, arena y rocas.

 

Mitsubishi L200 2020

 

Estos modos de conducción van asociados al selector de la tracción 4WD-II, que tiene también cuatro posiciones diferentes: junto a las funciones de propulsión trasera (2H) y 4x4 permanente (4H), cuenta con una posición con diferencial central bloqueado (4HLc) y la más extrema de todas, para hacer todoterreno de verdad, la reductora (4LLc).

Estamos ante un todoterreno con todas las de la ley y como funciones añadidas cuenta con el nuevo control de descensos, y el bloqueo del diferencial trasero, que solo estará disponible en las versiones M-Pro y no lo he podido probar en esta primera toma de contacto.

Pasa por cualquier parte

Este pick-up de tracción integral pasa por empinados cerros sin despeinarse, y supera piedras y todo tipo de irregularidades, sin que el conductor se preocupe por dañar los bajos.

La suspensión tiene muelles más potentes y amortiguadores de mayor tamaño en el eje delantero; y una sexta lámina en las ballestas en el eje posterior. Así, responde mejor cuando la caja va cargada. Y eso se nota especialmente en asfalto, donde se comporta casi como un turismo.

 

Mitsubishi L200 2020

 

En líneas generales, diría que el nuevo L200 piensa más en aquellos conductores que buscan un vehículo muy capaz fuera del asfalto, pero que también lo quieren usar para viajar. Por eso, equipa tecnología de última generación, tanto en lo relativo a la seguridad, con avisos y alertas dignos de los mejores SUV y un sistema multimedia equipado con Android Auto y Apple CarPlay, para que la conectividad con tu teléfono móvil sea absoluta.

El interior, la instrumentación tiene un diseño moderno, y en la versión de doble cabina, que es la que yo he podido probar, el espacio es bastante amplio en ambas filas. Además, la segunda fila no tiene el respaldo demasiado vertical, que suele ser un defecto de este tipo de modelos. Los asientos delanteros han mejorado y ahora son más aptos para viajes largos y confortables. Además, tienen regulación eléctrica.

Añade entrada sin llave, cámaras delante y detrás y un asistente de frenada de emergencia con detector de peatones. 

 

Mitsubishi L200 2020: a la venta ya en España

El nuevo Mitsubishi L200 se fabrica en Tailandia para 150 países, entre ellos, España, donde ya lo puedes comprar. Este es el listado oficial de precios (no incluye descuentos de lanzamiento ni por financiación):

  • L200 C/C 220 DI-D M-PRO: 29.250 euros
  • L200 D/C 220 DI-D M-PRO: 31.100 euros
  • L200 D/C 220 DI-D 6AT M-PRO: 32.600 euros
  • L200 C/C 220 DI-D 6AT MOTION: 36.100 euros
  • L200 C/C 220 DI-D 6AT KAITEKI: 40.100 euros

Como ves, si quieres el cambio automático debes optar por los acabados más altos de la gama. Y lo mismo ocurre con el nuevo y llamativo color naranja, que solo se ofrece con la versión Kaiteki.

¿Cuál es tu coche ideal?

Y además