Skip to main content
Imagen de perfil de Diego De Arístegui
La opinión de
Diego De Arístegui

La lección de la afición tailandesa: cero abucheos, sólo aplausos

La afición tailandesa, de 10 con los pilotos de MotoGP

Los tailandeses, además de acoger un GP espectacular, dieron una lección a todos los aficionados de MotoGP con su saber estar y su forma de animar a todos los pilotos por igual.

Yamaha regresa al podio de MotoGP casi tres meses después

La lección de la afición tailandesa: cero abucheos, sólo aplausos. Puede que resulte oportunista recalcar la soberbia actitud de todos los aficionados tailandeses que se desplazaron hasta el Circuito de Buriram (100.245 personas sólo el domingo), pero la realidad es que viniendo de donde venimos, una actitud así hay que reconocerla. 

Durante todo el fin de semana hemos podido ver la manera en la que todo un país se ha volcado con su primer GP de MotoGP, aunque sin duda yo me quedó con el comportamiento de la afición. En el domingo de carreras, todos los espectadores no pararon de vibrar y disfrutar de tres carreras que tuvieron muchas dosis de emoción. 

VÍDEO: MotoE, así es la primera MotoGP eléctrica de la historia

Pero sin duda el momento que yo siempre recordaré fue al acabar la fabulosa carrera de MotoGP. Acostumbrado a oír más pitos que aplausos últimamente, la reacción de todos los tailandeses fue unánime: reconocer el fantástico trabajo de todos los pilotos y animarlos a todos por igual. Aficionados de MotoGP, no hooligans de un piloto en concreto. 

Cuando el speaker de Buriram comenzó a mencionar los nombres de los tres primeros clasificados en la carrera de MotoGP, el júbilo fue la nota predominante en todos los casos. Maverick Viñales (3º), Andrea Dovizioso (2º) y Marc Márquez (1º) recibieron sendos aplausos al unísono que invita a reflexionar sobre lo sucedido en la mayoría de circuitos europeos. 

Ni rastro de los silbidos

Y eso es algo que los pilotos también han sabido reconocer. "Todos apoyaban a todos los pilotos de la misma manera, y eso es algo de agradecer, ha sido muy bonito", explicaba Marc Márquez. En el caso de Andrea Dovizioso, el italiano reconoce que "en Europa tienen que aprender mucho de los aficionados tailandeses". Por su parte, Maverick Viñales aludía al hecho de que "celebran cada carrera como si fuera la última, incluso en la Asia Talent Cup. Es una sensación increíble". 

Han sido muchos los pilotos que han reconocido sentirse muy a gusto durante todo el fin de semana en Tailandia. Sin los agobios de un paddock masificado, y con eventos destinados a que los pilotos estén en contacto con todos los aficionados, independientemente del número y el color de su camiseta. Gracias Tailandia.

Lecturas recomendadas