Noticia

Ya puedes comprar el motor turbo del Honda Civic Type R

Honda Civic Type R
Ignacio de Haro

Honda anuncia en el SEMA Show 2017 que desde ahora es posible adquirir por separado el motor turbo del Civic Type R en Estados Unidos.

Esta misma mañana te contábamos que desde ahora en Estados Unidos es posible adquirir el brutal motor V8 sobrealimentado Hellcat de Dodge a través del catálogo de accesorios y componentes de Mopar. Así lo ha anunciado la firma estadounidense en el SEMA Show 2017, pero no es la única marca que ha acudido a esta cita con una noticia de este tipo, entre otras cosas porque también es posible comprar el motor turbo del Honda Civic Type R por separado en el país.

VÍDEO: Conoce las claves del asalto del Civic Type R a Nürburgring

Un motor, el del Honda Civic Type R de última generación, que comparativamente es mucho más modesto que el del Dodge Charger SRT Hellcat y Challenger SRT Hellcat, pero no por ello deja de resultar sorprendente. Denominado internamente como K20C1, este propulsor junto con los ajustes de chasis específicos y otra serie de cambios, convierte al Civic Type R en uno de los compactos de tracción delantera más rápidos y efectivos que puedes adquirir en la actualidad.

Honda indica en el comunicado de prensa emitido para la ocasión que el propulsor 2.0 i-VTEC Turbo desarrolla en la configuración que ofrecen una potencia máxima de 305 CV (228 kW) a 6.000 rpm y un par motor de 400 Nm entre 2.500 y 4.500 vueltas, datos sensiblemente inferiores a los que ofrece en el modelo de producción en serie (320 CV). Y para demostrar las aplicaciones de este bloque, exhibirán en la cita de Las Vegas varios Honda Civic equipados con el propulsor K20C1.

¿Y por cuánto puedes comprar el motor del Civic Type R? Pues Honda lo ofrece a través del catálogo de Honda Performance Development (HPD) y del Honda Racing Line Program por un precio de 6.519,87 dólares. Una cantidad muy razonable para el rendimiento que ofrece el propulsor y que es inferior a los que pide Ford por su bloque EcoBoost de cuatro cilindros o de lo que pide General Motors por su motor 2.0 turboalimentado. Lo malo es que avisan que no es apto para automóviles matriculados, es decir, que su uso está limitado a coches de carreras o vehículos exclusivos de circuito.

Imagen de perfil de Nacho de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.