Skip to main content

Noticia

El VW Scirocco de Rieger: cómo tunear un clásico y que quede bien

VW Scirocco de Rieger

El VW Scirocco es uno de los clásicos de los años 70 y 80 y ahora es un codiciado objeto de coleccionista, independientemente de si cuenta con motor básico de 1.1 litros y solo 50 CV bajo el capó o el posterior al GTX 16V con 140 CV. Tanto, que incluso algunos pagan por preparaciones como esta: el Volkswagen Scirocco de Rieger.

No te pierdas: prueba del Volkswagen Scirocco actual

Y es que mientras que algunos se cuidan de mantener sus joyas en su estado original (por no hablar de quienes directamente se han hecho con un Volkswagen Scirocco moderno), otros todavía quieren meterle mano y evolucionarlo después de 30 años. Rieger, un preparador de la Baja Baviera, todavía ofrece numerosas piezas de tuning para el antiguo Volkswagen.

VW Scirocco de Rieger

En el catálogo de Rieger hay numerosos accesorios para Scirocco I y II, en la oferta, entre otras cosas, guardabarros y faldones laterales para las variantes carrocería ensanchada y, por supuesto, nuevos paragolpes delante y detrás. El Scirocco de Rieger se completa con parrillas especiales, accesorios para puertas y un potente alerón trasero.

VW Scirocco de Rieger

Las piezas individuales están predominantemente hechas de plástico reforzado con fibra de vidrio y se entregan sin pintar; deben pintarse justo antes del ensamblaje. El material de montaje correspondiente es suministrado por Rieger.

Y además