Prueba

Prueba Volkswagen Scirocco, todo un capricho

Enrique Trillo

18/07/2014 - 18:08

Justo antes de su llegada al mercado español, nos ponemos al volante del Volkswagen Scirocco 2014. Un coche que mantiene la misma plataforma de la generación anterior, pero cambia en lo estético, monta motores más potentes y mejora su eficiencia.

A comienzos de año ya pudimos ver de primera mano el Volkswagen Scirocco 2014 en el Salón de Ginebra y te adelantábamos gran parte de las novedades con las que cuenta este modelo. Pero ahora viajamos hasta Frankfurt para probarlo por primera vez.

Aquí puedes leer todas las novedades del Volkswagen Scirocco en su
presentación en Ginebra

Como ya te contamos en su momento las novedades estéticas del Scirocco 2014, no me voy a extender en este apartado, pero no quiero dejar de comentar que en España viene de serie con el paquete estético R-Line y llantas de 18 pulgadas. Una vez más, los de Wolfsburgo siguen acertando en su diseño. Está claro que no supone una revolución respecto al modelo anterior, pero visto de cerca es un coche con un innegable atractivo y con unas formas que no se quedarán anticuadas con el paso de los años. Eso es algo que no todos sus rivales pueden decir.

Una vez dentro, el Volkswagen Scirocco enseguida notas que es uno de esos coche que te hace sentir perfectamente integrado desde el instante en que te pones tras el volante. Cuenta con unos asientos que envuelven muy bien la espalda y te invitan a conducir. Frente a mi, un salpicadero y un cuadro de mandos que apenas cambian respecto al modelo que se puso a la venta en 2008 y que no son demasiado revolucionarios teniendo en cuenta a lo que nos tienen acostumbrados otros rivales de su categoria. La verdad es que en este sentido Volkswagen podría arriesgar un poquito más... No obstante, me gusta ese guiño deportivo que tiene en la parte alta del salpicadero, donde se han incorporado tres pequeñas esferas: dos con información sobre la temperatura de aceite y la presión del turbo, más un cronómetro por si te animas a entrar a un circuito a hacer algunas tandas libres. Algo que es novedad en este restyling, ya que no existía en el modelo anterior y que se inspira en el Scircco original.

Sin duda, el nuevo VW Scirocco invita a conducir de manera alegre porque sigue siendo un coche con un comportamiento excepcional. Su chasis continúa siendo el mismo de antes y transmite una confianza enorme y te invita a incrementar el ritmo cada vez más. En curvas rápidas en autopista como las que he podido disfrutar en la primera parte de la prueba, muestra un aplomo impresionante y en zonas más lentas, con curvas más cerradas es dónde más te hace disfrutar, porque la trasera se anima y te ayuda a redondear los giros con increíble fluidez. Realmente me ha encantado: es deportivo, ágil, fácil de conducir, rápido... Tiene una respuesta en la que muchos se deberían fijar para amoldar sus compactos a este patrón. Y si necesitas un puntito más de efectividad, puedes montar de forma opcional el diferencial electrónico XDS de deslizamiento limitado, que es el mismo que lleva de serie la versión deportiva R.

Y con la dirección pasa exactamente lo mismo: es directa, rápida, transmite cada uno de mis movimientos de manera fiel y me informa perfectamente de los que ocurre en cada instante bajo las ruedas.

Hay una gama muy amplia para que cualquiera pueda encontrar su Scirocco ideal. De todas las versiones disponibles te recomiendo el 1.4 TSI de 125 CV, que es el más vendido hasta la fecha y es un coche que convence porque tiene un precio muy razonable, un consumo contenido para ser un motor turbo de gasolina (5,4 l/100 km) y una respuesta suficientemente enérgica. También, siendo muy racional, resulta muy interesante el TDI más potente, ya que ofrece 184 CV con un consumo de solo 4,3 litros y un comportamiento sorprendente para un diésel. Pero si tengo que ser totalmente sincero, el ideal, lógicamente, es la joya de la corona, el más deportivo de la gama, el Volkswagen Scirocco R. Está claro que es una alternativa mucho más pasional, solo apta para quienes no piensen en su cartera si no en llevar una sonrisa en la cara siempre que se pongan al volante, pero si puedes permitirtelo no deberías dudarlo...

En cuestiones prácticas el nuevo Scirocco sigue la misma tónica de antes, es decir, que si le das importancia al espacio y la practicidad , mejor ni te lo plantees. Este es un coche pensado y fabricado para gente dinámica, que le das más importancia al comportamiento y la deportividad que al espacio. Solo así se entiende que el hueco disponible en la segunda fila sea tan estrecho (la altura es la misma que antes y la anchura es incluso un poco inferior: nueve milímetros menos -1.523 mm entre codos-), que la visibilidad trasera sea tan limitada (sigue condicionada por unos pilares C muy anchos, una luneta estrecha y los prominentes reposacabezas traseros que interfieren en tu campo de visión) y que el maletero sea tan poco prácticable. Realmente el espacio de carga no es malo (312 litros), de hecho crece respecto al modelo anterior (tenía 292 litros), pero tiene un acceso complicado debido a su borde de carga tan alto.

Ahora llega lo mejor, el precio. Los modelos de gasolina son 450 euros más caros, a igualdad de versión y equipamiento respecto al modelo precedente; mientras que los TDI son 150 euros más baratos que antes. Pese a ello, podrías pensar que no es un coche barato si miras de manera estricta la tarifa oficial, que parte de los 24.240 euros del 1.4 TSI manual y va hasta los 40.270 del R con DSG. Pero si restas los casi 3.000 euros de descueto promocional, los 1.500 euros si financias la compra y los 2.000 euros del Plan PIVE, te saldrá nada menos que 6.500 euros más barato.

El restyling del Volkswagen Scirocco está a la venta desde la primera semana de septiembre. Estos son los precios oficiales:

- VW Scirocco 1.4 TSI 125 CV - 24.240 euros

- VW Scirocco 2.0 TSI 180 CV - 27.760 euros

- VW Scirocco 2.0 TSI 180 CV DSG - 29.630 euros

- VW Scirocco 2.0 TSI 220 CV - 31.520 euros

- VW Scirocco 2.0 TSI 220 CV DSG - 33.350 euros

- VW Scirocco 2.0 TDI 150 CV - 28.070 euros 

- VW Scirocco 2.0 TDI 150 CV DSG - 29.830 euros

- VW Scirocco 2.0 TDI 184 CV - 31.280 euros 

- VW Scirocco 2.0 TDI 184 CV DSG- 33.150 euros

- VW Scirocco R 2.0 TSI 280 CV - 38.490 euros

- VW Scirocco R 2.0 TSI 280 CV DSG - 40.270 euros

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Enrique Trillo

Enrique Trillo

Dame un coche, un circuito, barra libre y no necesito nada más en la vida.

Buscador de coches