Skip to main content

Noticia

Estilo de vida

VTC: Las ciudades podrán restringir las licencias Uber y Cabify… en cuatro años

Guerra taxi uber

El Gobierno dice que la gestión de las VTC corresponderá a comunidades autónomas y ayuntamientos, lo que perjudicará a Uber y Cabify.

  • El ministro de Fomento ha confirmado tras el Consejo de Ministros que el Gobierno pasará la gestión de las VTC a las comunidades autónomas. 
  • La patronal de las VTC, licencias con las operan Cabify o Uber, pero también otras empresas con modelos de negocio antiguos, se opone a esta medida. 
  • Las ciudades podrán restringir las licencias Uber y Cabify, cosa que Barcelona ya ha anunciado que haría.
  • El Gobierno da un plazo de hasta cuatro años para que estos cambios se hagan efectivos a modo de compensación a quienes hayan adquirido una licencia VTC. 

Las ciudades podrán restringir las licencias Uber y Cabify por un motivo: este viernes, el Consejo de Ministros ha aprobado presentar el Real Decreto con el que se regula el sector de las VTC -vehículos de turismo con conductor-. El Gobierno cumple así con la promesa dada a los taxistas durante su huelga masiva y aunque no colma con todas las expectativas del sector tradicional, incluye las más importantes. 

Las permisos a las VTC deberán ser otorgados por cada ciudad, pero será la comunidad autónoma respectiva la que las gestione. Eso sí, a medio plazo, porque el Gobierno también ha estimado un plazo de tramitación de cuatro años para ejecutar estas medidas, que además toma a modo de indemnización para quienes han comprado una licencia. 

El número de licencias VTC concedidas y en camino de hacerse efectivas a la espera del resultado de varios litigios es de 20.000. "Operan en el mismo ámbito que los taxis, y la regulación de estos recae en comunidades autónomas y ayuntamientos", ha argumentado el ministro de Fomento José Luis Ábalos. 

"Antes se desconocía el origen y el trayecto de las VTC y se usaba en ocasiones esporádicas, pero ahora, con la aparición de las plataformas digitales, tienen que coexistir con el taxi. Lo que pretende este decreto es ajustar la actividad y acabar con el conflicto sobre todo en las grandes ciudades", proseguía.

No te pierdas Madrid Central: qué coches podrán pasar y cuáles se quedarán fuera

Pero se trata, en realidad, de acabar con la guerra del taxi en cuatro años en los que deberá coexistir el sector tradicional. Este es el tiempo que el Gobierno dará a las comunidades autónomas a adecuar sus normativas a las VTC. El taxi pedía como máximo cuatro años de plazo, pero solo en que las ordenanzas de movilidad se adapten podría tardarse año y medio en toda una región. 

Conductores de Uber y Cabify, en una manifestación en Madrid contra el decreto del Gobierno, el 27 de septiembre de 2018.
Conductores de Uber y Cabify, en una manifestación en Madrid contra el decreto del Gobierno, el 27 de septiembre de 2018.

En la práctica, la nueva regulación VTC dejará, como en tantas otras cosas, 17 normativas del taxi diferentes en toda España. "Multiplica por 17 el problema", han llegado a acusar desde el Partido Popular. En Podemos, se han limitado a decir que esperarán a ver cómo esta normativa es recibida por los trabajadores del sector del taxi, "que han sido quienes han empujado al Gobierno a sacar este Real Decreto". 

De lo que no cabe duda es de que la gestión recaiga en las ciudades les dará a Barcelona o Madrid la posibilidad de controlar un fenómeno que se está desbocando en muchos lugares. Durante la rueda de prensa José Luís Ábalos afirmaba: "Todo el decreto está jurídicamente muy bien blindado, absolutamente apoyado en la doctrina del constitucional". Parece una advertencia a los territorios que ya han señalado de que no estaban dispuestos a recibir o ejercer estas competencias de las VTC que consideran son del Estado. 

Más controles y sanciones para los coches de Uber y Cabify

 


La patronal de las VTC, Unauto ya había anunciado que reclamará 3.785 millones de euros en indemniazaciones si se suprime en todo el país el excedente de licencias VTC, en torno al 80% de las hasta ahora expedidas y en el que un grupo de no demasiados inversores ha llegado a acaparar la inmensa mayoría. "La concesión de licencias que valen poco más de 39 euros no tiene porqué implicar tener derecho a ninguna indemnización en la que pidan miles de euros".

No te pierdas El 26 de septiembre podrás usar Uber y Cabify sin pagar un euro

"Pero sin duda somos conscientes de que llegarán demandas", reconocía el Ministro de Fomento. Las aplicaciones de movilidad por aplicación utilizan masivamente coches de empresas de VTC. Antes de que las ciudades puedan regular cantidad de coches de Uber y Cabifty, el Gobierno pondrá en marcha tres nuevas sanciones y más controles sobre estos vehículos.

A finales de 2019 entrará en vigor una ley que obligará a registrar cada movimiento de los VTC en una web, que irán adscritos a una determinada comunidad autónoma. El 80% de los viajes deberá cubrirlos en ese territorio para satisfacer otra de las demandas de los taxistas que señalaban que los VTC de toda España estaban concentrados en Madrid y Barcelona.

En la misma web podrán cursarse denuncias sobre VTC que capten viajeros en lugares como aeropuertos o estaciones de tren, donde ahora ofrecen sus servicios en stands como los de las alquiladoras de coches. Si el vehículo incurre en cinco sanciones como las de los dos supuestos anteriores, se le retirará la licencia. 

Lecturas recomendadas