Skip to main content

Noticia

¿Volkswagen Corrado u Opel Calibra?

Opel Calibra Volkswagen Corrado

¿Recuerdas a los dos? ¿Cuál crees que era el mejor?

El Volkswagen Corrado se ganó el respeto de sus competidores en los años noventa. En sus poco más de siete años que estuvo a la venta, el alemán consiguió robarle el corazón a un buen número de clientes que buscaban un coche diferente. El Opel Calibra también supo hacerse hueco en su segmento, aunque era un coche totalmente diferente al Corrado. ¿Recuerdas a los dos? ¿Cuál crees que era el mejor? ¿Volkswagen Corrado u Opel Calibra?

No te pierdas: 'Opel Calibra, un coupé de culto'

Volkswagen Corrado, el sustituto del Scirocco

Volkswagen Corrado 30 años

El Volkswagen Corrado aterrizaba para sustituir al Scirocco, el coupé 2+2 que entonces vendía la marca. Aun así, ambos modelos estuvieron a la venta durante algún tiempo. En 1988 comenzaba su vida, una llegada al mercado que estuvo marcada por una buena crítica entre especialistas y clientes. Su diseño era clave, con una línea muy deportiva y un interior muy práctico inspirado en sus hermanos de la época.

En su lanzamiento estuvo acompañado del motor 1.8 litros de 16 válvulas con 136 caballos de potencia. Tras él, llegaba el G60, la versión de 160 caballos de potencia con motor con compresor volumétrico. Aunque, sin duda, el Corrado VR6 fue la referencia, con un corazón V6 de 2.9 litros y 190 CV. Su alto precio limitó las ventas de este compacto deportivo, todo pese a que al final de su vida comercial se vendió una versión más asequible de 115 CV.

VÍDEO: Los mejores compactos deportivos a examen

Opel Calibra, un coupé mítico

Opel Calibra deportivo clasico

El Opel Calibra nacía en 1989 para ofrecer a los clientes, según la marca, elegancia, deportividad y practicidad, todo en uno. Y en realidad, este deportivo conseguía todo ello gracias a un diseño obra de Erhard Schnell, el cual disfrutaba de una una aerodinámica con un coeficiente de solo 0,26 CX. Su interior contaba con cuatro cómodas plazas y sus características lo hacían apto para el día a día.

La versión de acceso a la gama montaba el 2.0 litros de 115 caballos de potencia. El motor de 150 CV conseguía declarar 223 km/h de velocidad punta, todo con unos consumos contenidos y buenas capacidades. La marca tenía previsto fabricar unas 20.000 unidades anuales, una producción que se triplicó para hacer frente a la alta demanda.

Diferentes, muy diferentes

Es difícil quedarse con uno de estos dos modelos, nombres que han sido claves en sus respectivas marcas y que han marcado una época. El Opel Calibra era la opción más completa, un coche bonito que podías utilizar para prácticamente todo. El Volkswagen Corrado era más especial, aunque no disfrutaba de la versatilidad del Calibra.

Lecturas recomendadas