Skip to main content

Noticia

Motor

VÍDEO: así ruge el Audi RS6 GTO y no, no es un videojuego

Cuando Audi quiso rendir homenaje al Audi 90 quattro IMSA GTO reclutó a cuatro trabajadores que necesitaron seis meses de trabajo para poder dar forma al prototipo que encarnaría esa misión. El resultado fue el Audi RS 6 GTO que veis junto a estas líneas: fue presentado a finales de 2020 sin una galería apropiada para semejante debut. Algo que Auditography ha solucionado con este vídeo: así suena el ‘insano’ rugido del Audi RS6 GTO.

Prueba Audi RS 6 Avant 2020: la familia va a alucinar

Aunque puede parecer el coche que construirías en un videojuego de carreras, es tan real como parece. El grupo de trabajo alemán tomó como punto de partida el Audi RS 6 Avant aumentando su ancho en catorce centímetros. Tras este primera paso rediseñaron la parrilla y añadieron nuevos parachoques, taloneras con salidas, un alerón trasero y nuevas llantas.

La única parte del habitáculo interior que ha permanecido ajena a los cambios ha sido el salpicadero. El Audi RS6 GTO no tiene asientos traseros porque su lugar lo ocupa una jaula antivuelco. Y en la fila delantera se han colocado asientos de carreras Recaro y cinturones de seguridad Schroth Racing de color rojo.

Un V8 biturbo con más de 700 CV

Debajo del capó y, sobre todo, detrás de una cubierta personalizada con detalles en el mismo tono se esconde el motor V8 biturbo de 4.0 litros de la versión de calle. Eso sí, no tiene la mismas prestaciones. Para impulsar al RS6 GTO se han hecho una serie de modificaciones que le permiten entregar 705 CV de potencia y tener un par motor máximo de 900 Nm. Con estas cifras y teniendo en cuenta que la versión estándar pesa 2,250 kilos, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en unos tres segundos y alcanzar una velocidad máxima de 310 km/h.

Audi RS 6 Avant o BMW M5: ¿cuál es mejor?

Pensar en una versión del Audi RS 6 Avant parecida a esta, pero con especificaciones de calle es una idea de lo más excéntrica. A pesar de ello, la marca alemana ha dejado caer que existe la posibilidad de que Audi Sport sorprenda con una variante más potente y deportiva del familiar.

Teniendo en cuenta que el RS4 Avant se subirá al carro de los híbridos en su próxima generación, no sería descabellado que esta opción contase con un sistema de propulsión basado en la citada tecnología. De esta forma, lograría aumentar la potencia para llegar al nivel en el que se mueven algunos superdeportivos. Mientras tanto, este GTO nos hará soñar con una serie de carreras dedicada al Audi RS6 Avant.

Imágenes: Auditography 

Más:

Vídeo Vídeo

Y además