Skip to main content

Noticia

VÍDEO: los radares Velolaser, los más pequeños e indetectables

En este vídeo analizamos los nuevos radares Velolaser, unos dispositivos móviles que por sus reducidas dimensiones, son casi indetectables. Gracias a sus reducidas dimensiones y a la posibilidad de ser operados a distancia y sin cableado de por medio, resultarán prácticamente invisibles para la inmensa mayoría de usuarios.

Los nuevos radares de la DGT son aptos para ser utilizados sobre un trípode, en un coche, colocados en un guardarrail etc. En concreto serán 60 nuevos radares Velolaser que próximamente se sumarán al larga lista de radares de la DGT. Fabricados por Invia Sistemas, estos 60 aparatos han supuesto un coste de 860.310 euros, es decir, el equivalente a 14.338 euros por unidad. Una cantidad que no tardará mucho en ser amortizada, pues apenas 300 multas de importe mínimo y su coste ya estaría cubierto.

60 nuevos radares se sumarán a la lista de la DGT

Estos dispositivos son capaces de detectar velocidades de hasta 250 km/h, de controlar dos carriles en ambos sentidos al mismo tiempo, de distinguir entre turismos y vehículos pesados, de ser operados de forma remota utilizando un dispositivo con conexión WiFi o 3G/4G o de calcular la distancia de seguridad.

 

 

El reducido tamaño de estos radares permite que resulten prácticamente invisibles. Son compactos, ligeros y manejables, lo que facilita que puedan ser instalados tanto en los tradicionales trípodes como en vehículos, incluidas las nuevas motocicletas de la Guardia Civil.

También se pueden colocar sobre los quitamiedos, lo que unido al hecho de que puedan ser manejados a una distancia de hasta 50 metros mediante WiFi y que cuenten con una batería con una autonomía de al menos cinco horas, los convierte en una herramienta muy eficaz para el control de la velocidad.

¿Quieres saber más sobre ellos? ¿Ver cómo funcionan? Entra en este vídeo, te damos todos los datos...

¡Aquí tienes muchos más coches para elegir!

Lecturas recomendadas