Skip to main content

Noticia

Vídeo: El peligro del aceite en Nürburgring

Vídeo: El peligro del aceite en Nürburgring

Dos Renault Mégane pierden el control a consecuencia del aceite que se encuentran en uno de los tramos del circuito de “Núrburgring”. De la misma manera, los dos Seat León Cupra que le siguen y el BMW M3 E36 que acaban de rebasar deben de actuar con rapidez ante lo que se les viene encima.

Encontrarnos aceite en la calzada es siempre peligroso. Tanto en carretera abierta como en circuito, esta situación puedo ponernos en serios apuros, pues recuperar el control de nuestro vehículo cuando ha perdido adherencia al pisar aceite, es una tarea complicada. El circuito suele entrañar menos peligros por causas obvias, no hay tanto tráfico y existes medidas de seguridad para los casos de salida de pista. Aunque si nos ocurre en Nürburgring, el problema de encontrarnos aceite se agrava pues el trazado es estrecho y normalmente hay influencia de tráfico.

En el vídeo que os dejamos a continuación, argumentos estas palabras con hechos. Varios coches se encuentran con esta situación peligrosa, aceite en la pista, y todos ellos pierden el control acabando fuera de la trazada. Si bien, solo fue uno de ellos el que impactó contra las vallas protectoras, aunque el incidente no tuvo mayores consecuencias. Un susto que, a buen recaudo, no se le olvidará en varias semanas… o meses.

La escena graba una persecución como muchas en el “infierno verde”. Un Seta León Cupra graba, a través de la cámara que lleva instalada en su parabrisas, a dos Renault Mégane RS que ruedan por delante de él. En una de las curvas, en primero de ellos, de color amarillo, pierde el control y se sale del trazado. A consecuencia de esta salida de pista impacta contra la barrera, aunque a una velocidad notablemente menor que la que llevaba en un primer momento.

No te pierdas: 'Espectacular accidente de un Porsche 911 en Nürburgring'

Realmente todos estuvieron en peligro. Los dos Renault Mégane RS tuvieron que vérselas con el aceite de la pista siendo solo el segundo el que pudo evitar un impacto contra las protecciones. Los dos Seat León Cupra que seguían tuvieron que frenar de manera brusca y evitar el accidente. De la misma manera, el BMW M3 E36 que acaban de rebasar tuvo que ser hábil para salvar la situación y no molestar el tráfico que le seguía.

Lecturas recomendadas