Skip to main content

Noticia

VÍDEO: ¿os acordáis de KITT el coche fantástico? Continúa su legado

Reunión de coches inteligentes

Seguro que os acordáis del mítico coche fantástico de Michael Knight, KITT. Pues ahora, en este vídeo vamos a ver otras réplicas modificadas como ese coche. 

No te pierdas: VÍDEO: Los 5 muscle cars que deberías comprarte hoy en día

El lugar favorito para los fans de “El coche fantástico”. Está reunión ha tenido lugar en Alemania y hemos podido ver una recopilación de coches modificados igual que el mítico KITT. De color negro y con la famosa banda de luz roja dinámica en el frontal y el sonido que hacía cuando pensaba las respuestas. Qué recuerdos nos traen… 

El legado de KITT el coche fantástico

El modelo que interpretaba a KITT en la serie era un Pontiac Firebird Trans Am del 82. Un espectacular coche de color negro que tenía inteligencia para responder las preguntas de su conductor, conducir de forma autónoma, rayos X y lo mejor de todo, un sistema Turbo con el que salía disparado. 

Mira esto: VÍDEO: Un Dodge Viper hace una salvada brutal en una drag race

Por desgracia, estos coches que aparecen en el vídeo no son el verdadero KITT el coche fantástico. No hablan ni escanean a personas, pero sí que cuentan con el mismo diseño. Podemos ver varias unidades del Pontiac Firebird y algún que otro Ford Mustang.

Pontiac Trans Am
Seguro que os acordáis del coche fantástico

Para la serie se utilizaron cuatro unidades del Pontiac Firebird Trans Am del 82 y se iban variando según el tipo de escena. Uno de ellos era más ligero para las tomas con saltos. Pero, con tan pocos modelos el taller de KITT trabajaba a sol y sombra para tenerlo perfecto para cada grabación. 

Te interesa: VÍDEO: hacer drift mola, pero con un clásico familiar mola 1.000 veces más

Un coche que se convirtió en todo un mito del automóvil por su papel en la serie y que ha servido de inspiración para todos estos conductores, que han decidido modificar sus coches para tener su propio KITT en el garaje. No habla, pero mola mucho.  

Y además