Skip to main content

Noticia

Motos

El verdadero error de Valentino Rossi en Le Mans

El verdadero error de Valentino Rossi en Le Mans

El verdadero error de Valentino Rossi en Le Mans no fue su caída, sino la colada que cometió anteriormente en la curva 8, que provocó que Maverick Viñales recuperase el liderato y que el italiano tuviese que 'jugársela' en las últimas curvas para intentar conseguir la victoria.

El nuevo rol de Dani Pedrosa: número 1 en HRC y cazador de Maverick Viñales

El verdadero error de Valentino Rossi en Le Mans no fue la caída que le costó la victoria, el podio, el liderato y seguramente una parte importante de sus opciones al título de esta temporada. Al italiano no se le puede reprochar nada de lo que hizo ayer, intentando conseguir una victoria que, en caso de haberla logrado, habría sido con total merecimiento. 

Asistimos probablemente a una de las actuaciones más completas que se le recuerdan al piloto italiano. En cuanto la pista se secó en el FP3, y también durante el FP4, ya nos dimos cuenta que este fin de semana iba a ser mucho más agradable para Valentino que el de Jerez. Venía con la puesta a punto cogida del test que realizó Yamaha hace un par de semanas y además la M1 se comportaba de maravilla en el trazado francés. 

VÍDEO: Rossi pone a prueba la Yamaha YZF-R1M en Mugello

No realizó una buena salida, pero le valió para situarse cuarto en las primeras vueltas. No se lo pensó dos veces a la hora de dar cuenta de Marc Márquez para seguir el poderoso ritmo de Zarco y Viñales. Supo esperar su momento hasta que el francés empezó a dar síntomas de debilidad frente al empuje de Viñales. Adelantó al galo y se marchó como un poseso a por su compañero de equipo. 

Con un ritmo demoledor en las últimas vueltas, Rossi adelantó a Viñales para intentar romper la carrera a 4 vueltas del final. No lo consiguió y en la última vuelta vino su gran error: la colada en la curva 8. Este fallo fue lo que mató al italiano y lo que le hizo saltarse el guion de su plan para conseguir como fuese la victoria. Rossi, acostumbrado a firmar últimos giros de escándalo, le dejó la puerta abierta a un Viñales que aprovechó la oportunidad. El de Tavullia todavía tenía una última opción desesperada, y como consecuencia del primer error, se fue al suelo. Una verdadera lástima para un piloto que sigue levantándonos del sofá como si fuera la primera vez. 

Lecturas recomendadas

Y además