Skip to main content

Noticia

Un vecino podría quedarse un Porsche Boxster que ocupa su plaza de garaje

Porsche Boxster

Un vecino podría quedarse un Porsche Boxster que ocupa su plaza de garaje alquilada desde hace años y que su propietario no está pagando.

Una plaza de garaje está considerada como una propiedad privada, por lo que el dueño está en su derecho de alquilarla a un tercero a cambio de una compensación que suele ser mensual. Sin embargo, de romperse este acuerdo, el arrendatario está en la obligación de abandonar la plaza de garaje cuanto antes y, de no ser así, se podrían tomar medidas legales al respecto. Este es el caso que atañe a unos vecinos de A Coruña, quienes podrían quedarse un Porsche Boxster que ocupa su plaza de garaje.

No te pierdas: Qué hacer si alguien ocupa tu plaza de garaje

Estos vecinos alquilaron sus plazas de garaje a un mismo arrendatario, quien desde hace dos años no abona la mensualidad. Una de las plazas está ocupada por un Alfa Romeo en evidente estado de abandono, mientras que en la otra se encuentra aparcado un Porsche Boxster de color negro. Sobre ambos vehículos ya pesaba una orden de embargo que nunca se pudo ejecutar porque los coches nunca fueron encontrados. El propietario los había abandonado en las plazas de que había alquilado y no pagaba, según recoge La Voz de Galicia.

Los vecinos podrían quedarse con el Porsche Boxster y el Alfa Romeo

Al comprobar que el moroso no pagaba el alquiler de ambas plazas, “los propietarios decidieron presentar una demanda de desahucio”, explica Carlos Sánchez, portavoz de los afectados. Sin embargo, la justicia jamás fue capaz de localizar al propietario de los coches. Tras el juicio, se autorizó a los propietarios a desahuciar al moroso de sus plazas de garaje, aunque no se especificada de qué manera se debía ejecutar dicha orden.

La comisión de zona les respondió que “ellos no ponen nada, ni grúa, ni medios. Ni te dicen lo que tienes que hacer”, explica Sánchez. Tras hablar con la Policía Local de A Coruña, las autoridades tampoco podían hacer nada, y explicaron a los propietarios que no puede dejar los coches en la calle, ya que, si los vehículos no tienen seguro, no podrás dejarlos en la calle según la nueva ley. Además, el propietario de los coches podría hacer responsables a los vecinos si les pasara algo a los vehículos por estar en la calle sin seguro.

La grúa pública no se hacía cargo de un caso tan peculiar, mientras que, acorralados, los vecinos decidieron ponerse en contacto con una empresa privada de retirada de vehículos, quienes contestaron de forma negativa, ya que “ellos no se hacen ese tipo de cosas”. Pablo Jato, abogado de los dueños de las plazas, asegura que los propietarios podría hacerse finalmente con los coches, ya que su dueño los ha abandonado de manera voluntaria.

Fuente: La Voz de Galicia, Antena 3

Lecturas recomendadas