Skip to main content

Noticia

Motor

Un vecino de Donostia instala un radar de velocidad falso para que los coches circulen más despacio

Un vecino de Donostia instala un radar de velocidad falso para que los coches circulen más despacio

Según este vecino, cada vez circulan más coches por su calle y a una velocidad mayor de la permitida, con el peligro que ello entraña para los peatones.

A ingenio no nos gana nadie, eso está claro. Un vecino de Atotxa Erreka, Donostia, cansado de que los coches superasen los 30 km/h de velocidad máxima que están estipulados en su calle, ha instalado un radar de velocidad falso.

Debido a la gran cogestión de la vía, cada vez mayor tras servir de acceso alternativo al polígono de Zuatzu, y a las velocidades que superan muchos de los vehículos que circulan por ella, un vecino ha fabricado y colocado en su finca una caja verde fosforescente con la señal de prohibido 30 simulando un cinemómetro.

La Guardia Municipal le ha pedido al vecino retirar dicho elemento, quien habría sido ayudado por otras personas a la hora de idear la 'solución', pero este se niega, puesto que, como argumenta, está situado en un recinto privado, y además había sufrido “varios sustos” al salir de casa porque “la gente va muy rápido”.  

La medida tiene sus partidarios, pero también sus detractores. En el primer grupo están los que la alaban, puesto que con ella el Ayuntamiento se sentirá más presionado para ponerle solución al problema, ya sea con badenes o alguna otro recurso de disuasión.  

Radares DGT 2022: las ubicaciones exactas de fijos, los móviles y los de tramo (provincia a provincia)

Por contra se sitúan aquellos que tildan la ocurrencia como peligrosa al tener que frenar bruscamente al verlo, como ha manifestado un residente de Atotxa Erreka a Noticias de Gipuzkoa.

Según recogen varios vecinos de la zona, anteriormente la vía sí contaba con badenes de goma, costeados, por cierto, por los propietarios particulares del suelo. En su día, el Ayuntamiento, a través de la oficina técnica municipal, dio el visto bueno. Pero con el deterioro de estos, el consistorio ha ido quitándolos en lugar de remplazarlos hasta quedarse la calle sin ninguno.

Etiquetas:

radares DGT

Y además