Skip to main content

Noticia

Motor

Si vas comprar un Renault Mégane, ¿es mejor esperar al nuevo?

Renault Mégane
No queda mucho.

El segmento C es uno de los más populares en España y, en los últimos meses, ha tenido más movimiento del habitual: modelos como el Seat León (líder absoluto del mercado) o el Volkswagen Golf (otro superventas) han presentado sus nuevas generaciones, mientras que otro rivales potentes, como es el caso del Renault Mégane, han puesto sobre la mesa una importante actualización. Ahora bien, en el caso del francés, ¿es mejor esperar a que llegue el nuevo o puestos a comprar es buena opción decantarse por el actual?

¿Qué trae de nuevo?

El hecho de que sea una puesta al día y no un cambio de generación, como es el caso de sus rivales, hace que aunque haya novedades, éstas no sean de un calado tremendo.

Su diseño se mantiene prácticamente idéntico, a excepción de por los faros, tanto delanteros como traseros, que cuentan con tecnología LED en todos los acabados de la gama. Por el resto, solo suma nuevos diseños de llantas, así como colores para la carrocería.

Test de los 100.000 kilómetros con el Renault Mégane

En el interior si que se notan los cambios, que afectan tanto a la consola central, que ahora desde la versión más básica luce una pantalla de 7 pulgadas y aumenta su tamaño hasta las 9,3 pulgadas (antes 8,7) en los niveles de equipamiento superiores; como al cuadro de instrumentos digital, que llega hasta las 10,2. Esta mejora tecnológica se complementa con la llegada del control de crucero con mantenimiento de carril y que opera también en atascos, a velocidades de entre 0 y 160 km/h.

VÍDEO | El Renault Megane RS Trophy-R es el rey de tracción delantera de Nürburgring

La versión híbrida enchufable

Es, sin duda, la incorporación más importante para el compacto de Renault que, por otro lado, mantiene intacto el resto de su gama de motores. Denominada como E-Tech plug-in, emplea una combinación de tres motores, un gasolina de 91 CV y dos eléctricos de 72 y 31 CV para entregar 162 CV totales. Cuenta con una batería de 9,8 kWh que suministra energía suficiente como para circular hasta 65 kilómetros en modo eléctrico (siempre que sea en ciudad, si no el alcance se reduce a 50) a velocidades de hasta 135 km/h.

Entonces, ¿es mejor esperar?

No hay una respuesta clara a la pregunta y es que, tratándose de una actualización, el nuevo Renault Mégane es ligeramente mejor que el actual, pero tampoco hay una diferencia exageradamente grande como si ocurre en un cambio de generación. Tiene sentido esperar si lo que se quiere es su versión híbrida enchufable, pero si no, hacerse con el que se vende ahora puede ser una buena opción, sobre todo cuando se acerque la fecha del relevo, en la que habrá importantes descuentos para deshacerse del stock.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además