Noticia

Coches 4x4

Tuning: el Mercedes más radical. Mansory G500 4x4²

Luis Meyer

07/22/2016 - 08:00

Imagina que conviertes a una bestia como el Mercedes G500 4x4² en algo aún más potente y exclusivo. ¿Qué preparador sería capaz de hacer algo así? Te presentamos este tuning, con el Mercedes más radical: Mansory G500 4x4². ¿Te atreves a acercarte? Nosotros te lo mostramos al detalle.

El preparador Mansory se ha atrevido con modelos, a priori, intocables: Lamborghini Aventador, Ferrari 488 GTB y hasta un Bentley Bentayga, por poner algunos ejemplos de muchos. Y consigue llevarlos a un nivel aún más estratosférico en potencia, prestaciones y comportamiento. Ahora se atreve con el todoterreno más bestia y refinado del mercado, y te lo presentamos. Tuning: el Mercedes más radical. Mansory G500 4x4²

Empecemos por el frontal: carbono por doquier para que quede bien claro que esta es una versión muy exclusiva. A este material, añade nuevos faros de LED. Pero volvamos al carbono: lo encontramos en el capó, en las salidas de aire sobre las aletas y en las propias aletas, en las cubiertas de los espejos retrovisores o en los asideros de las puertas. Pero la superficie más amplia en este material tan especial (reduce el peso, aumenta la resistencia y, encima, es estético) la encontramos en el techo. Tampoco escatima el preparador en la zaga.

Pero dejémonos de apariencias. ¿Qué encontramos bajo tan 'carbonizada' carrocería? Pues un nuevo software que aumenta la potencia del motor, ayudado de un nuevo sistema de escape: 60 CV y 100 Nm más. En total: el Mansory Mercedes G500 4x4² llega a los 485 CV y los 710 Nm de par máximo. Cifras por las que suspirarían muchos deportivos de relumbrón. 

Mansory

¡No te pierdas el espectacular Mercedes AMG GT de Mansory!

Un dato: los umbrales están a casi un metro del suelo, de modo que no es muy cómodo acceder a esta bestia. El preparador Mansory soluciona este problema con un peldaño elevador automático.

Dentro, en el habitáculos, también se ha empleado a fondo. Un nuevo volante deportivo en carbono (para no romper la tónica con la carrocería) y muchos revestimientos en este material. Tampoco falta el cuero en los tapizados de los asientos y en muchas superficies. Los pedales marcan la diferencia: son de aluminio. 

El color de la carrocería, en azul cielo, también tiene su continuidad en el habitáculo: logos, costuras e instrumentación adoptan esta tonalidad. 

G 500

Mansory ha echado el resto en este Mercedes G500 4x4², pero ojo: cada cliente puede elegir: o el pack completo, o solo aquellos componentes que le interesen.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches