Skip to main content

Noticia

Motos

Triumph Bobber TFC: 750 unidades de una moto tan clásica como exclusiva

moto exclusiva lujo edicion limitada negra detalles

En los pequeños detalles radica la excelencia.

La nueva Triumph Bobber TFC, presentada en el EICMA 2019, es la nueva obra maestra de la división Triumph Factory Custom, una serie de preparaciones de la propia firma británica con la que buscan mejorar la imagen y aumentar la exclusividad de sus productos, en atractivas series limitadas que atraen a clientes dispuestos a gastar más por los pequeños detalles. Primero fue la Triumph Thruxton y poco después le siguió la Triumph Rocket 3 TFC. Hoy es turno de la nueva Bobber TFC. ¡Menuda pinta!

Y es que si bien sus hermanas de gama apostaban por una estética intimidan y casi casi, agresiva. La Triumph Bobber TFC apuesta por lo clásico, pero un buen gusto incuestionable. Una cruiser de estilo clásico, similar por concepto a lo que propone la BMW R18 /2 Concept, con un comportamiento dinámico que sorprendió a propios y extraños. Una moto eficaz que ahora recibe una cura estética para ser todavía más atractiva.

 

 

Completamente pintada en color negro, la Bobber TFC recuerda a esas motos de los años 40 y 50. Todo parece estar en su sitio y todo parece estar hecho con un gusto estético muy alto. Pequeños detalles como la bandera Union Jack en el depósito, varios elementos terminados en fibra de carbono, un espectacular asiento en cuero envejecido, guardabarros acortado o una serie de acabados en aluminio mecanizado que provocan la admiración de quien la contempla de cerca, fijándose en todos los detalles que esconde.

 

Triumph Bobber TFC: con componentes de primera

Por supuesto, las versiones TFC también destacan por incorporar componentes de la más alta calidad. En este caso, hablamos de un sistema de frenos firmado por Brembo, con discos de 320mm y las gigantescas pinzas M50, o una suspensión completamente regulable en ambas ruedas, con amortiguadores Öhlines delante y RSU detrás.

 

moto exclusiva lujo edicion limitada negra detalles

 

También es inevitable fijarse en el sistema de escape completamente pulido y firmado por el especialista Arrow, con detalles en fibra de carbono y que pone un toque de elegancia y sofisticación al conjunto estético. Las llantas multirradio imprimen un rollo vintage necesario en una creación como esta.

Finalmente, la Triumph Bobber TFC monta el motor bicilíndrico original pero convenientemente modificado para conseguir 10 CV y 4 Nm de par extra. En total, 87 CV a 6.250 vueltas y 110 Nm de par a 4.500 revoluciones. Lamentablemente, todavía no te puedo dar datos de prestaciones, ya que la moto todavía no está homologada. En el EICMA ha llegado como un precioso ejercicio de estilo que llegará a los concesionarios a cuenta gotas. Si te mola, ya puedes correr a tu concesionario más cercano. Pero eso sí, prepara la billetera: su precio será de 19.400 euros.

Más:

EICMA

Y además