Skip to main content

Noticia

El Toyota C-HR destapa su lado más agresivo de la mano de Wald

Toyota C-HR

El preparador Wald se ha puesto manos a la obra con el Toyota C-HR para aportarle una imagen todavía más agresiva gracias a un kit de carrocería de esos que no dejan a nadie indiferente.

No es habitual ver preparaciones de altos vuelos basadas en modelos que vemos en nuestro día a día con frecuencia, ¿verdad? Pues bien, hoy vamos con una de ellas que demuestra además que los híbridos también tienen derecho a vestirse de 'malos'. Y es que es precisamente lo que hace el Toyota C-HR que ha retocado el especialista Wald, que recibe un kit de carrocería que eleva hasta límites desconocidos hasta ahora su agresividad.

Ya sabemos que los japoneses no se andan con tonterías en esto del tuning, así que a nadie debería extrañarle lo que se ha hecho con el C-HR. Lo primero que llama nuestra atención es la presencia de unos nuevos paragolpes más musculosos, que tienen su continuación en el frontal con un spoiler que prácticamente roza el suelo. Lo mismo sucede con los faldones laterales, que son el anticipo perfecto de lo que nos encontraremos en la zaga, un difusor de aire más propio del mundo de la competición.

No te pierdas: Así es la última renovación del Toyota C-HR

La cosa no acaba aquí con este Toyota C-HR, que incluye unas nuevas luces LED diurnas adicionales que modifican la mirada del vehículo, además de un catálogo de llantas que se van hasta las 22 pulgadas de tamaño. Y no, no son para nada discretas. ¿Qué gracia tendría? Al menos quedan algo disimuladas por la carrocería bitono que ofrece Wald, con el techo de contraste, si bien también podemos optar por una decoración convencional.

El preparador nipón también ha trabajado para mejorar la ya de por sí excelente dinámica del SUV híbrido de Toyota, instalando una nueva suspensión de corte deportivo y un sistema de frenos mejorado. Además, en el interior se han llevado a cabo retoques menores como son la incorporación de nuevas alfombrillas y unos pedales de aluminio.

El motor del Toyota C-HR, intacto

Donde no se ha hecho ningún cambio por desgracia es en el motor que incorpora el Toyota C-HR, de tal manera que nos encontraremos con el conjunto híbrido de 122 CV y 142 Nm ya conocido, sin dejar de recordar que en otros mercados también está a disposición de los clientes una segunda mecánica de gasolina. ¿Y lo que hubiese destacado esta preparación con un motor pasado de caballos bajo su capó? Quizás para la próxima vez...

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas