Skip to main content

Noticia

Test: BMW Serie 2 Active Tourer y Gran Tourer 2018

Facelift: BMW Serie 2 Active Tourer y Gran Tourer

BMW pone al día sus monovolúmenes en este último facelift. Nosotros ya podemos contarte los detalles. Test: BMW Serie 2 Active Tourer y Gran Tourer 2018.

Diseño

Los dos reciben una cura de deportividad, con los típicos riñones de la parrilla ahora más grandes, y un frontal y una zaga algo más agresivas. Las luces de LED opcionales también varían su forma, igual que las antiniebla, que ya no son redondas, sino alargadas. Todos los modelos con motores de cuatro cilindros tendrán en el futuro dos salidas de escape de gran tamaño.

Interior

En el habitáculo hay pocas sorpresas. Para los asientos básicos hay ahora nuevas banquetas y tapizados, y estrena uno de cuero en color Mocca. Además, para las versiones con cambio automático, BMW estrena una nueva palanca de selección electrónica. El infotainment con pantalla táctil opcional ya fue renovado en 2017.

Conectividad

Llevan de serie una tarjeta SIM que permite obtener datos del tráfico en tiempo real. También funcionalidades ofimáticas como e-mail, agenda/calendario y contactos. El WLAN Hotspot, el Apple CarPlay y la carga inductiva de móviles son opcionales. La variante plug-in hybrid equipa el llamado Digital Charging Service, que ayuda a optimizar los costes de carga.

Facelift: BMW Serie 2 Active Tourer y Gran Tourer

Opcionalmente, podrán llevar conducción autónoma: gracias al Active Cruise Control con Stop-and-go, el coche puede circulas entre el tráfico hasta 140 km/h, acelerar por sí solo y frenar, así como mantener la distancia de seguridad. También tendrá disponible un freno de emergencia en ciudad y un controlador de carril.

Motores

Para reducir el consumo y las emisiones, BMW ha revisado los bloques de cuatro cilindros. El cigüeñal, la gestión de calor, las válvulas y el turbocompresor están optimizados. Esto no solo aporta una mayor eficiencia, sino también un leve extra de caballos en los dos gasolina menos potentes: ahora ganan 7 CV y 10 Nm de par. Los motores van de 109 a 231 CV en el BMW Serie 2 Active Tourer, mientras que en el BMW Serie 2 Gran Tourer llegan a 192.

Facelift: BMW Serie 2 Active Tourer y Gran Tourer

Estrena cambio de siete velocidades y doble embrague, donde hasta ahora había un variador continuo de seis . El cambio de seis velocidades manual como transmisión básica y el automático de ocho velocidades completan la oferta. La tracción total es opcional, y solo para los modelos más potentes, en el 225i de 231 CV va de serie. El modelo híbrido 225xe lleva un tres cilindros de 136 CV y uno eléctrico de 88. El de combustión impulsa el eje delantero, y el orto, el posterior. En modo eléctrico, es capaz de recorrer 45 kilómetros.

Comportamiento

El cambio de doble embrague que ya conocemos del Mini permite viajar con bajas vueltas desahogado, y aumenta la eficiencia. En ciudad sorprende por sus inserciones rápidas y fluidas. Y en carretera es capaz de mantener en motor en la zona alta, y exprime muy bien su brío. Solo en el tres cilindros, que no es especialmente potente, cuando piso a fondo, se lo piensa un poco más de lo necesario.

La respuesta del cambio de ocho velocidades es sencillamente impecable pero solo está disponible en los motores con más para (218d, 220d y 225i). En cuanto al comportamiento del chasis, mantiene el tacto deportivo, con un ligero subviraje pero muy controlable, y los balanceos contenidos para tratarse de un monovolumen. En los viajes largos, mantiene una buena reserva de confort.

Todo sobre BMW

Acabados de BMW Serie 2 ActiveTourer 2015 más populares:

La valoración de Auto Bild

8

Todo sobre BMW Serie 2

Y además