Skip to main content

Noticia

El Tesla Model 3 Performance le enseña modales al Dodge Charger SRT Hellcat

Tesla Model 3 Performance y Dodge Charger SRT Hellcat

¿Muscle… qué?

A los puristas les dolerá, pero es una realidad: los coches eléctricos son intratables en lo que se refiere a carreras de aceleración y, para que un modelo de combustión les haga sombra, la diferencia de caballos debe ser bastante acusada hacia su lado. Es por eso que, por prometedor que suene poner lado a lado un Dodge Charger SRT Hellcat contra un Tesla Model 3 Performance, todos sabemos que a la hora de la verdad va a pasar lo que tiene que pasar:

A nadie le habrá sorprendido el desenlace de la carrera, por mucho que los fabricantes de ambos modelos declaren que cada uno es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos. El Tesla destroza al Dodge la ‘drag race’ desde parado, aunque la cosa está algo más igualada en el sprint con salida lanzada… aunque la balanza sigue cayendo del lado del modelo de Elon Musk.

Probamos el Tesla Model 3

Su principal baza a favor es, dejando a un lado la entrega inmediata de toda la potencia y par disponibles en cuanto se aprieta el acelerador, el contar con un sistema de tracción integral a las cuatro ruedas, lo que permite trasladar al asfalto sus 480 CV sin problemas.

Al otro lado, el Charger SRT Hellcat es considerablemente más potente, con un motor 6.2 V8 que desarrolla 707 CV, así como un enorme par máximo de 881 Nm de par. Sin embargo, cuenta con el hándicap de ser un tracción trasera, por lo que dar salida a esa potencia sin patinar es complicado, y utilizar marchas (aunque sea automático), lo que le hace perder tiempo también.

Cabe señalar, eso sí, que aunque en la carrera desde parado no hubiera afectado, si en la segunda la línea de meta hubiera estado algo más adelante es posible que el Dodge hubiera terminado de recortar terreno y haber quedado así primero.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas

Y además