Noticia

La sorprendente respuesta del 112 a la llamada de socorro de unos atrapados en el temporal

Coche en la nieve
Noelia López

Quien coge el teléfono no está muy acertado, pero ¿a quién se le ocurre subir al Angliru con la que estaba cayendo?

Del último temporal que todavía colea por España hemos visto y oído noticias de todo tipo. La noche del seis de enero, decenas de vehículos quedaron atrapados en la AP6 por la nieve lo que ha dado lugar a reacciones de lo más variado (pasando por la petición de las dimisiones del director general de Tráfico, Gregorio Serrano, y del ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido).

Emergencias 112: así actúan ante un accidente de tráfico

Pero pocas han sido tan virales y han suscitado tantos comentarios como la sorprendente respuesta del 112 a un grupo de jóvenes que quedó atrapado en el Angliru.

Por razones que no alcanzamos a comprender (ni lo intentamos) siete jóvenes decidió encarar el pico Angliru (un puerto de montaña de Asturias popular entre los ciclistas por su extrema dureza) montados en un todoterreno de cinco plazas (sí, superar los ocupantes autorizados de un vehículo es una infracción grave). Cuando vieron que la cosa se ponía fea y que no podían salir, decidieron pedir ayuda al 112.

La grúa no pudo llegar hasta donde estaban

La primera conversación transcurrió con normalidad. Desde el centro de emergencias activaron la ayuda, enviaron una grúa para remolcar el vehículo pero el estado de la carretera era tan malo que solo pudo llegar a cuatro kilómetros de donde se encontraban los jóvenes.

"Ya llevamos cinco horas y empezamos a estar angustiados", dijeron los chicos en una segunda (o tercera) llamada a emergencias. 

Y fue entonces cuando les explicaron que la ayuda se había quedado también atrapada cuatro kilómetros más abajo y que la única solución era que abandonaran el vehículo y bajaran andando.

"Pero si estamos sin ropa", contestaron alarmados. Pero no hubo piedad porque ante un temporal que llevaban días anunciado en televisión, siete jóvenes se hubiesen metido en un coche de cinco plazas, en camisa, vaqueros y playeras.

"4x4: 16, buenas noches"

Y a partir de aquí es cuando la conversación cobra tintes inesperados.

El interlocutor del 112 comienza una ronda de acusaciones en la que les increpa la enorme temeridad que supone tratar de ascender una carretera de montaña como la del Angliru con la amenaza de temporal. Y que encima lo hagan sin cadenas de nieve y tan poco preparados.

Los jóvenes se defienden diciendo y apoyan su defensa en que el coche que conducen es un 4x4. 

Cansado de la situación el operador de emergencias zanja la conversación: "4x4:16, buenas noches".

Y con esto que no me resistía a escribir antes de que lo escuchases te dejo la conversación tal cual la han publicado en Youtube:

¡Tienen intención de repetir la hazaña!

La mayoría de los siete jóvenes que quedaron atrapados en el Angliru son de la localidad asturiana de Mieres. El diario La Nueva España se ha puesto en contacto con uno de ellos que ha asegurado que están dispuestos a repetir lo que ellos califican de "hazaña".

"Vamos a volver a hacerlo, a repetir la hazaña. Mejor equipados, pero ahí y, si los hay, en sitios peores", ha dicho Héctor Carballo.

Héctor y sus amigos llamaron hasta 40 veces al centro de emergencias (en una de ellas, ante la insistencia el operador les espetó: "somos mayorinos y sabemos lo que hacemos"). Asumen que lanzarse a la carretera en un puerto como el Angliru sin ropa ni cadenas fue una temeridad, pero creen que el 112 no les dio una buena respuesta.

Ahora se defienden diciendo que se han dicho mentiras sobre ellos y  prometen segunda parte de atascados en la nieve: "volveremos a hacerlo".

Para la próxima, no les vendría mal echar un vistazo a nuestros consejos para conducir en invierno con mal tiempo.

Imagen de perfil de Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees