Práctico

Cómo y dónde comprar cadenas de nieve para tu coche

Cadenas de nieve: qué tipos hay y dónde comprarlas
Noelia López

La nieve es muy bonita, menos cuando te pilla en carretera y no tienes cadenas...

Parecía que el momento no iba a llegar pero por fin nieva en España. Y claro es justo ahora, cuando faltan horas para que empiece el Puente de la Constitución cuando muchos conductores se preguntan cómo y dónde comprar cadenas de nieve para el coche, por si acaso...

No te preocupes, cuando termines de leer este práctico serás un experto. ¡Prometido!

Lo primero, compra justo el tamaño que necesitas

Puedes comprar cadenas de nieve en Carrefour, en tiendas especializadas como Midas o Norauto e, incluso, hay cadenas de nieve en Decathlon.

Vayas donde vayas, la clave para no errar en la compra y llevarte a casa las que necesita tu coche está en la medida. En el flanco del neumático encontrarás una serie de número y letras que indican la medida de tu goma.

Flanco neumático

En la imagen superior, 205 es la anchura del neumático en mm y 55, la relación altura/anchura en tanto por ciento. La letra 'R' muestra que es una cubierta de tipo radial y el número 16 es el diámetro de las llantas en pulgadas. 

Para este neumático tendrás que comprar unas cadenas aptas para 205/55 R16. En el exterior de las cadenas aparece el listado de medidas para las que están homologadas, comprueba que coinciden todas las cifras, no solo el diámetro.

Tipos de cadenas

En el mercado encontrarás cuatro tipos de cadenas para la nieve:

  1. Cadenas de nieve metálicas. Es la opción más conocida. Como su nombre indica se trata de una serie de cadenas de eslabones de acero que se entrelazan bien de forma transversal o bien haciendo rombos. Son relativamente fáciles de colocar, en el siguiente vídeo puedes ver cómo colocar las cadenas en dos minutos, pero a la hora de conducir resultan algo molestas porque transmiten muchas vibraciones.
  2. Cadenas de nieve textiles. Estas son mucho más sencillas de colocar, pero también mucho menos resistentes por lo que solo se aconsejan para uso ocasional o para esos viajes en los que no sabes seguro si las vas a necesitar.
    Mal llamadas cadenas son una funda de lona que rodea la banda de rodadura y la llanta.
  3. Cadenas de nieve mixtas o compuestas. Son una mezcla entre los dos tipos anteriores: parecen una funda pero en lugar de tela llevan una red. Su instalación es más sencilla que las metálicas pero su durabilidad es similar. ¿La pega? Que son más caras.
  4. Cadenas de nieve semiautomáticas. Son una opción recomendada solo para uso intensivo porque están formadas por una parte fija que siempre va instalada en la llanta y otra parte móvil que es la que se monta y desmonta según las condiciones del asfalto.

¿Cuánto cuestan las cadenas de nieve? 

El precio de las cadenas de nieve depende, primero del tipo de cadenas que hayas elegido y, segundo de donde las vayas a comprar. 

Para que te hagas una idea aproximada te vamos a dar el precio medio de las cuatro clases anteriores pero si tienes tiempo no está de más que hagas un pequeño estudio de mercado porque los precios varían de unas tiendas a otras.

Las cadenas de nieve más baratas son las metálicas. Su precio ronda los 40 euros.

Las cadenas textiles son algo más caras y suelen estar en torno a los 60 euros. Un poco menos que las híbridas: las Michelin Easy Grip que son las más conocidas cuestan entre 70 y 80 euros).

Las cadenas de nieve más caras son las cadenas semiautomáticas, que pueden llegar a costar 600 euros. 

Dónde se colocan las cadenas de nieve

Elijas las que elijas es fundamental que recuerdes que las cadenas de nieve se colocan en el eje motriz. Es decir, si conduces un coche con tracción delantera tendrás que ponerlas en el eje delantero; si el tuyo es de tracción, las cadenas irán en las ruedas de atrás. En el caso de los vehículos 4x4 tienes dos opciones: o pones cuatro cadenas o instalas dos en las ruedas motrices y directrices, esto es, en las delanteras.

La pregunta definitiva: ¿qué cadenas de nieve elegir?

Las cadenas metálicas y textiles son las más utilizadas. Las primeras porque son las más conocidas y dan un excelente resultado; las segundas porque se instalan en un momento.

Si tuviéramos que aconsejarte una u otra, la pregunta clave más que cuánto te puedes gastar es ¿cuánto las vas a utilizar?

Para un uso esporádico las fundas textiles dan buen resultado, pero no podrás utilizarlas más de dos o tres veces ya que se deterioran enseguida. Mi consejo es que optes por unas metálicas. Son más baratas y aunque la gran pega es que son más difíciles de poner será suficiente para que ensayes dos o tres veces antes de salir de casa. La ventaja es que las podrás usar tantas veces como quieras por lo que son una inversión a largo plazo.

Imagen de perfil de Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Lecturas recomendadas