Noticia

Estilo de vida

Sangrado de encías: por qué sucede y cómo evitarlo

Sangrado de encías: por qué sucede y cómo evitarlo

Susana Viñuela

10/05/2016 - 18:21

¿Por qué sufrimos sangrado de encías? Y, lo más importante, ¿cómo podemos evitarlo? Aunque no se le da importancia, este problema es mucho más grave de lo que parece. Y es que de la salud de esta parte de la boca depende que nuestra dentadura esté sana. Aproximadamente el 60% de la población tendrá un problema de encías a lo largo de su vida. Si es tu caso, sigue leyendo.

Cómo blanquear los dientes: consejos y falsos mitos

¿Por qué sufrimos sangrado de encías y cómo podemos evitarlo? No es raro que, al lavarnos los dientes (o incluso al comer), las encías sangren, lo cual, si es frecuente, ha de preocuparte.

Una encía sana ha de ser rosada y firme. Si sangran con facilidad, se oscurecen o se hinchan, no dudes en acudir a un especialista. 

La principal razón por la que sangran las encías es la acumulación de placa, que puede causar gingivitis o inflamación de las encías. Si no se trata la gingivitis se puede desarrollar una afección llamada periodontitis, que irrita tanto la zona, que puede provocar más sangrado, dolor e hinchazón. Si se agrava mucho, puede provocar la caída de los dientes u otros problemas peores.

La placa bacteriana es, como su propio nombre indica, una sustancia pegajosa que contiene bacterias. Estas se alimentan de los hidratos de carbono que consumes a través de bebidas o alimentos; y, en ese proceso producen ácido.

La primera causa del sangrado de las encías es una la higiene deficitaria; por ello, la base para eliminar la placa bacteriana y evitar el sangrado de las encías es cepillarse bien los dientes, usar hilo dental y enjuagarse con colutorios que contengan clorhexidina.

Ten en cuenta que,si no se elimina, la placa puede convertirse en sarro, que no es más que la placa mineralizada, calcificada.

Sangrado de encías: factores que lo incrementan

Mucha gente cree que el sangrado de las encías es normal, pero esto no es así; en realidad, es el síntoma de un problema más grave. La NHS (la sanidad pública del Reino Unido) cita otros factores que pueden incrementar el sangrado de las encías: 

- Tabaco y alcohol

- La edad: es más común cuanto mayor es la persona

- Diabetes

- Un sistema inmunitario debilitado

- Una dieta inadecuada

- El estrés

- Empastes mal colocados, dientes apiñados o prótesis mal puestas

- Cambios hormonales propios del embarazo

- Déficit de vitamina K, que interviene en la coagulacion de la sangre

- Usar un cepillo de cerdas demasiado duras o utilizar incorrectamente el hilo dental.

Además, a veces, el sangrado de las encías no es más que un síntoma de una enfermedad más grave. No dejes de acudir al médico si te sangran las encías con frecuencia.

Fuente: BBC

Lecturas recomendadas

Susana Viñuela

Redactora

Comunicando, que es gerundio.

Buscador de coches