Skip to main content

Noticia

Motor

Renault Scénic o Seat Ateca, ¿cuál comprar?

Renault Scénic
El Renault Scénic y el Seat Ateca pertenecen a segmentos distintos, pero en la práctica buscan al mismo tipo de comprador con familia. Entre los dos, ¿cuál merece más la pena adquirir?

La creciente moda SUV ha hecho que los monovolúnemes pasen a un segundo plano como vehículos familiares. Sin embargo, algunos como el Renault Scénic resisten. Su última puesta al día le colocó con un coche más que apetecible con soluciones propias de un turismo de altos vuelos. Es, por tanto, una gran opción para aquellos con necesidades de espacio. No obstante, su labor es complicada, puesto que se enfrenta, además de a sus adversarios naturales, a la jauría de todocaminos que ha ido desembarcando en el mercado. Un ejemplo entre ellos es el Seat Ateca, el primer SUV de la marca. ¿Con cuál nos quedaríamos antes de los dos si fuésemos nosotros los que tuviésemos que desembolsar el dinero?

Renault Scénic

Renault Scénic
El Renault Scénic incorpora de serie llantas de 20 pulgadas.

Antiguamente los monovolúnemes eran el patito feo de las marcas en cuanto a diseños. Renault arregló esto con la generación vigente del Scénic, que goza de una imagen deportiva y atractiva muy en la línea del resto de productos a la venta. Esto se ve potenciado por la presencia de unas llantas de 20 pulgadas que vienen de serie, una solución inédita en el segmento. ¿Su longitud? 4,41 metros. Además su carrocería puede presentar decoración bitono.

El interior del Renault Scénic, que presenta una amplitud adecuada para el tipo de vehículo que es, llama la atención por su pantalla de 8,7 pulgadas en el centro del salpicadero, que es la opción más vistosa que se puede incluir y que ofrece el sistema multimedia R-Link 2. Tiene capacidad para cinco pasajeros, mientras que su maletero ofrece un volumen de carga de 506 litros, una cifra considerablemente más alta que la del anterior Scénic, que se quedaba en 437.

No te pierdas: Prueba Renault Scénic 2017 110 dCi EDC

La gama mecánica que ofrece Renault en su monovolumen es bastante amplia. Contempla motores tanto de gasolina como diésel, y sus niveles de potencia van desde los 115 CV de la versión más liviana hasta los 160 de la más capaz. Puede haber cambio manual o automático, mientras que su tracción es siempre delantera.

En cuanto a los sistemas de seguridad y ayuda a la conducción, es de serie la frenada de emergencia con detección de peatones, el aviso por cambio involuntario de carril, el avisador de vehículos en ángulo muerto o el programador de velocidad activo. Como opción también se puede incluir el Head-Up Display.

Seat Ateca

Seat Ateca

El Seat Ateca fue el primer modelo de este tipo que puso a la venta la marca española. Actualmente se trata del vehículo de tamaño medio entre los de este estilo, por encima del Arona y por debajo del Tarraco. Su carrocería mide 4,36 metros, y es uno de los preferidos por los compradores de SUVs.

En el interior, con capacidad para cinco personas como el Renault Scénic, hay al igual que en éste espacio suficiente tanto en la parte delantera como en la trasera. Lo mismo se puede decir del maletero, que ofrece una capacidad de 510 litros, prácticamente idéntica a la de su rival de hoy. La pantalla del sistema multimedia puede ser tanto de cinco como de ocho pulgadas. El cuadro de mandos digital es opcional.

VÍDEO: Así es el Seat Ateca con el acabado FR

La gama mecánica del Seat Ateca destaca por su amplitud, puesto que son seis motores entre diésel y gasolina los que se ofrecen. El más liviano tiene 115 CV, mientras que los otros son de 150 y 190 CV. Estos niveles de potencia valen tanto para gasolina como para diésel. Además, decir que hay versiones de cambio manual o automático, así como de tracción delantera o total.

Además de todo esto, el Seat Ateca puede incorporar una gran cantidad de ayudas a la conducción y sistemas de seguridad, como son el programador de velocidad activo con asistente en atascos, la frenada de emergencia con detección de peatones, el reconocimiento de señales de tráfico o el sistema de aviso de tráfico.

¿Cuál comprar?

Tanto el Renault Scénic como el Seat Ateca son dos de los destacados en su segmento, de eso no hay duda, y ambos cumplen como coches familiares. Elegir entre uno u otro va a depender de pequeños matices que, en cada caso, hagan más recomendable una u otra adquisición. Personalmente me quedaría con el Scénic, porque no soy de los que requieren, ni siquiera esporádicamente, un uso fuera del asfalto. Además, su precio de partida, que roza los 20.000 euros, es ligeramente inferior al del Ateca, que hace lo propio con los 23.000. Como ves, una cuestión de detalles. Eso sí, con la tranquilidad de que en ningún caso nos vamos a equivocar.

Más:

SUV

Y además