Skip to main content

Prueba

Prueba Renault Scenic Blue dCi 150: diseño y practicidad

Prueba Renault Scenic Blue dCi 150
Nota

8

¿Es lo que necesitas?

Hace tiempo que el Renault Scenic dio un giro importante de diseño, para alejarse del mundo de los monovolúmenes y acercarse al concepto SUV. Y para ello, no escatimó en detalles de diseño, como unas enormes llantas de 20". Ojo... son estrechas, así que no te costarán un ídem de la cara cuando te toque cambiarlas.

Ahora se ha puesto al día con un motor diésel más eficiente que los que montaba antes. Es este 1.7 Blue dCi de 150 CV, que sustituye al anterior bloque 1.6 de 130 CV. No sólo tiene algo más de cilindrada y potencia, sino que ofrece unas mejores cifras de consumo y emisiones al contar ya con el aditivo AdBlue.

Prueba Renault Scenic Blue dCi 150

Si sabes ser cuidadoso con el pie derecho el gasto, como he podido comprobar, se puede quedar en 5,4 l/100 km, aunque en condiciones reales, pasando por ciudad y rodando a velocidad legal en autopista, sube a 6,1 litros, que sigue siendo una muy buena cifra. Y además de ser ahorrador, este motor tiene buen empuje y logra unas buenas prestaciones, como se aprecia en la tabla de mediciones.

Renault Scénic, ¿qué ventajas aporta para no comprar un SUV?

Por lo demás, este Renault se comporta como ya nos tiene acostumbrados el modelo francés: es confortable por encima de todo y filtra sin problemas las irregularidades del terreno, aunque sus neumáticos de perfil bajo no siempre lo ponen fácil... Se apoya en una dirección de buen tacto y con una configuración igualmente confortable, muy apropiada para viajar relajadamente.

La unidad que he conducido durante esta prueba cuenta con el acabado Zen, que es el más alto de la gama y añade el Renault Multi-Sense, un sistema que ofrece distintas posiciones de conducción: Eco, Neutral, Sport, Comfort y Perso, que modifican la respuesta de dirección, motor, climatizador y sonido del motor; y también cambian la iluminación ambiental y de la pantalla.

Prueba Renault Scenic Blue dCi 150

En cuanto al equipamiento tecnológico, trae de serie el sistema de navegación R-Link 2 con pantalla táctil de 8,7 pulgadas y navegador en 3D, así como conectividad con cualquier teléfono móvil, independientemente del sistema operativo que utilice.

Debo mencionar su guantera Easy Life, que no se abre de manera convencional, sino como un cajón. Es enorme, pero choca con las piernas al abrirla y no creo que sea tan práctica como aparenta. Si quieres un Scenic con este nuevo motor, lo tienes disponible desde 30.429 euros.

Conclusión

Este Scenic diésel me sigue pareciendo una gran opción para familias que no pisen el centro de las ciudades más que en momentos puntuales y que, en cambio, hacen muchos kilómetros al año. Tiene un diseño tan atractivo como el de un SUV y es incluso más amplio y práctico.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Conclusión

Lo mejor

Tan atractivo como un SUV e incluso más amplio y práctico

Lo peor

La guantera Easy Life choca con las piernas al abrirla.

Y además