Logo Autobild.es

Sí, puedes comprar un coche con motor Porsche por solo 1.000 euros

Coche con motor Porsche

¿Estás buscando un coche con motor Porsche por poco dinero? Existe una opción a partir de 1.000 euros, aunque no es un modelo de la marca de Stuttgart, sino un utilitario español de los años 80.

¿Es posible comprar un coche con motor Porsche y que apenas cueste 1.000 euros? Sí, se puede, hay que buscar bien y tener un poco de fortuna, pero no es imposible. Aunque hay algo de truco aquí y, por supuesto, no esperes que ese coche luzca el logo de la marca de Stuttgart en el morro.

Porsche es una de esas marcas a la que todo aficionado al motor desearía acceder. Muchos sueñan con tener alguna vez un 911 o cualquiera de los modelos que vende el fabricante alemán. Pero claro, estamos hablando de una firma muy exclusiva, cuyos coches no están al alcance de cualquiera. 

Sin embargo, existe una posibilidad infinitamente más económica de disfrutar de un coche con motor Porsche. Y decimos bien: un coche con motor Porsche, no un Porsche. Encima, se trata de un coche español y uno de los más importantes en la historia del automovilismo nacional.

Sí, puedes comprar un coche con motor Porsche por solo 1.000 euros

Coche con motor Porsche

Seguramente ya sepas a qué coche con motor Porsche nos referimos, el Seat Ibiza de primera generación. Un modelo que fue clave para la marca española, ya que fue el responsable de su entrada en el Grupo Volkswagen en 1986, el mismo año que España entró en la Comunidad Económica Europea (después Unión Europea).

Desde comienzos de los 80, la situación de Seat era un poco delicada. Navegaba en solitario en ese océano embravecido que es la industria del automóvil, después de que Fiat decidiera desprenderse de ella por problemas económicos.

replicas escala lamborghini

En ese intervalo de tiempo que va desde principios de la década hasta que entra en el grupo alemán en 1986, el fabricante español lanzó al mercado tres modelos de producción propia, es decir, que no procedían de Fiat. Uno fue el Ronda, que derivaba del Fiat Ritmo, pero cambiaba muchas partes del coche (hasta el punto de ser mejor que el italiano).

Otro fue el Málaga y el tercero, el más importante de todos, el Ibiza. Ya antes de fabricar estos tres modelos, en 1981, el entonces director de exportaciones de Seat, Juan José Díaz Ruiz, se marcó el objetivo de internacionalizar la marca y, para ello, buscó la colaboración con dos pesos pesados del sector: Porsche y el diseñador Giorgetto Giugiaro. Casi nada.

1.7 litros, 105 CV y carburador Weber

Esta colaboración dio como resultado dos cosas: los Seat Ronda, Málaga e Ibiza y el famoso motor System Porsche, que se montó primero en el Ronda y el Málaga. Más tarde, lo recibió el Ibiza, aunque modificado para entregar más potencia. 

Inicialmente, el motor System Porsche estuvo disponible en dos versiones: un 1.2 litros de 63 CV y un 1.5 litros de 85 CV, ambos con carburador Weber 32 de doble cuerpo y asociados a un cambio manual de cinco relaciones.

Luego llegó el turno para el Seat Ibiza, que incorporó el motor System Porsche con una cilindrada elevada a 1.7 litros que desarrollaba 100 CV en la versión con catalizador e inyección LU Jetronic y 105 CV sin catalizador e inyección LE Jetronic.

Actualmente, se pueden encontrar unidades del Seat Ibiza con motor Porsche a partir de 1.000 euros, dependiendo de su estado de conservación y kilometraje. 

Conoce cómo trabajamos en Autobild.

Etiquetas: motores gasolina