Skip to main content

Noticia

¿Puede un Honda S2000 humillar a un McLaren Senna? Sí, pero con truco

Honda S2000

El circuito de Laguna Seca ha sido testigo de una a priori desigual batalla entre un Honda S2000 y un McLaren Senna. Todos pensaréis que se la lleva de calle el deportivo de Woking, pero no, es el pequeño diablo japonés el que sale vencedor.

El Honda S2000 es uno de esos deportivos que todos los buenos aficionados al mundo de las cuatro ruedas aprecian sobre muchos otros. Motor atmosférico, corte de inyección a muy altas revoluciones, tacto directo y ágil como él solo. Ideal para un circuito, pero ¿tanto como para poder adelantar a un majestuoso McLaren Senna?

No te pierdas: 5 curiosidades del McLaren Senna

Este particular duelo lo hemos vivido en el mítico circuito de Laguna Seca, en Estados Unidos. Sí, el del famoso 'sacacorchos'. De vez en cuando se organizan allí 'track days' en los que la gente puede meter sus coches para dar rienda suelta a su adrenalina. Eso hace que se encuentren sobre el asfalto vehículos de muy diferente potencia. Es el caso del S2000, con su motor de 247 CV -especificación destinada al mercado americano en 2004-, y el McLaren Senna, que se va hasta los 800. Sobre el papel está claro que ganaría el segundo, pero no, en esta ocasión es el pequeño nipón el que canta victoria.

Obviamente algo extraño ha tenido que pasar para que el Honda S2000 acabe por delante del McLaren Senna. Muy malo al volante hay que ser para hacer que el vehículo de tan mítico nombre muerda el polvo. Pero no, el caso es que el conductor del Senna le hace un bonito interior al del S2000, momento tras el cual decide cortar su ritmo y dejarle pasar. Incluso le pone la intermitencia para dejarle claras sus intenciones.

Bromas aparte, el verdadero interés del vídeo está en comprobar el desempeño del deportivo nipón en uno de los circuitos más complicados del mundo. Las subidas y bajadas son constantes, así como los virajes de muy diferente índole. Solamente un coche bien equilibrado es capaz de salir airoso del desafío que plantea Laguna Seca. Una pena que el S2000 sea solo un bonito recuerdo y que para conseguirlo haya que emplear bastante tiempo y dinero en el mercado de ocasión.

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas