Skip to main content

Noticia

Bruno Senna 'nos da' un paseo en el McLaren Senna en Goodwood

McLaren Senna

¿Qué se debe sentir cuando te montas de copiloto en un McLaren Senna que, además, está pilotado por el sobrino del mítico campeón brasileño? Te lo vamos a contar trasladándote la experiencia que ha vivido un afortunado colega de Carbuzz.com.

El McLaren Senna y el Festival de la Velocidad de Goodwood. Pocos binomios más espectaculares que éste se me ocurren para un verdadero aficionado al mundo del motor. Aunque todo podría mejorar, claro. Eso es precisamente lo que le ha pasado a Jay Traugott, de Carbuzz.com, que ha tenido el honor de ser el copiloto de Bruno Senna -puedes ver las fotos en este enlace- en esta bestia de 800 CV mientras ascendía la mítica colina. Tanto, que te trasladamos sus impresiones.

Antes de subirse al coche, que por cierto era la primera unidad de pre-producción que posteriormente iba a ser enviada a la familia Senna en Brasil, nuestro colega pudo departir con Bruno durante un largo tiempo, hablando sobre todo de lo que significó su tío Ayrton. No vamos a entrar en la grandeza o el misticismo de su figura, pero lo cierto es que una charla así con un miembro de su familia tiene que resultar de lo más enriquecedora.

No te pierdas: 5 curiosidades sobre el McLaren Senna

Pero lo importante era sentarse en el McLaren Senna y sentir lo que puede dar de sí en un emplazamiento tan mítico como el de Goodwood. La conclusión de Traugott no puede ser más definitoria. Tras esta experiencia, está decidido a apuntarse a una escuela de pilotaje. El placer que produce pilotar al límite cualquier vehículo es inigualable, y eso es algo que nuestro colega ha vivido desde la posición de copiloto.

Evidentemente, todas las sensaciones que sintió en primera persona este afortunado periodista quedan potenciadas por la máquina en la que se montó. Además de ser el resultado de un cuidado estudio aerodinámico, el McLaren Senna es un vehículo cuyo motor V8 desarrolla la friolera de 800 CV, una cifra más que suficiente como para asustar al más valiente en plena aceleración. De hecho, sobre el papel ya provoca pánico, porque estamos hablando de un hypercar capaz de acelerar de 0 a 200 km/h en 6,8 segundos.

El Senna de McLaren es además uno de los vehículos más exclusivos del mundo, como demuestra el dato de que solamente están previstas 500 unidades. La última de ellas, por cierto, ha sido subastada el pasado invierno, triplicando su precio original, que es de 750.000 libras, lo que traducido a euros son unos 830.000 euros. En definitiva, una experiencia casi religiosa la que ha vivido el señor Traugott, motivo por el cual desde hoy nos cae un poquito peor. La envidia, por mucho que se diga, ¡nunca es sana!

Lecturas recomendadas