Skip to main content

Noticia

Prueba: Toyota RAV4 2019. ¡Ya lo hemos conducido!

Prueba del Toyota RAV4 2019

El SUV más vendido del mundo llega a su quinta ronda. En 1994, Toyota fue uno de los fundadores del segmento de los SUV compactos, y 24 años después presenta la quinta generación. Aunque no llega hasta el año que viene, nosotros ya nos hemos puesto al volante, y aquí te traemos la primera prueba del Toyota RAV4 2019. 

No te pierdas: Los 7 coches híbridos que más se van a vender en 2019

Es un coche totalmente diferente respecto al modelo actual, porque el Toyota RAV4 2019 se basa en la nueva plataforma Toyota New Global Architecture (TNGA). Con una longitud de 4,60 metros, es casi tan largo como su antecesor. Pero gracias a unos voladizos más pequeños, puede alargar su batalla en 30 milímetros, de lo que se beneficiarán sus ocupantes. 

VÍDEO: El nuevo Toyota RAV4 en acción

En Toyota también prometen que tendrá un maletero más grande, aunque aún no nos han dado datos (y, obviamente, no nos han dado permiso para medirlo por nosotros mismos). La estética del nuevo es claramente más marcada, y recuerda poderosamente al prototipo FC-AT que la marca presentó en el Salón de Los Ángeles de 2017, y de alguna manera, también al Toyota Tacoma

La abundancia de protectores plásticos en la carrocería de la variante Adventure desvelan que este modelo potenciará sus aptitudes 'offroad', aunque Toyota aún no ha confirmado si esta versión llegará a Europa. 

La marca ha mejorado la calidad de los acabados interiores, y los pasajeros de la segunda fila se benefician especialmente de la mayor batalla. Según las variante, llevará elementos de confort como el techo panorámico o los asientos eléctricos y ventilados. 

¡En marcha! 

Toyota ha añadido un punto de diversión a la conducción de su RAV4. El SUV llega con un motor de gasolina de 177 CV y dos eléctricos (modelo con tracción integral), que alcanzan conjuntamente una potencia de 222 CV, y le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en solo 8,1 segundos. 

Por desgracia, responde al kickdown demasiado revolucionado, que la transmisión sin fases mantiene mucho tiempo innecesariamente. Algo habitual en los híbridos de Toyota. Y la velocidad máxima está en torno a los 180 km/h. 

El agarre y la sensación de aplomo son buenos, gracias a que equipa el sistema de tracción integral AWD-i con Torque Vectoring, que puede llegar a trasladar hasta el 50% de la fuerza a las ruedas traseras según las condiciones del asfalto y la conducción. 

El tarado general es tirando a confortable, más cerca de un Mercedes GLC que de un Seat Ateca o un Mazda CX-5. No es híbrido enchufable, de modo que los recorridos en modo eléctrico siguen siendo escuetos. 

Así es por dentro

Por el momento, he conocido el sistema infotainment Entune 3.0, que se instala de serie en la versión americana, con una pantalla táctil de siete pulgadas. Por un precio extra, pueden acceder a una de ocho con navegador. 

Prueba del Toyota RAV4 2019

En Estados Unidos, el RAV4 equipa un hot spot WLAN con acceso a Amazon, Alexa y Apple CarPlay. Como opción, puede llevar también un sistema de carga inductiva para el 'smartphone', y como alternativa, dispone de hasta cinco conexiones USB por el habitáculo.  

Más seguro que nunca

El SUV compacto incorpora también la nueva generación de su sistema de seguridad Toyota Safety Sense 2.0, que añade aún más asistentes a la conducción, hasta veinte. Así, estrena, por ejemplo, un nuevo reconocedor de señales que te avisa frente a una señal de Stop.Llevará, de serie, ocho airbags repartidos por todo el habitáculo.

Además del híbrido que hemos probado, la variante básica montará un 2,0 litros gasolina de cuatro cilindros, que transmite la fuerza a las cuatro ruedas por medio de un cambio automático de ocho velocidades. Rendirá en torno a los 200 CV. 

¿Cuál es tu coche ideal?

Y además