Noticia

El Porsche Carrera GT de Paul Walker sigue a la venta

Vicente Cano

04/12/2013 - 11:49

Al parecer, el actor que falleció el pasado sábado en un accidente de circulación estaba intentando desprenderse de su coche y en un sitio de Internet, el Porsche Carrera GT de Paul Walker sigue a la venta. Mientras, se suman voces que apuntan a la fragilidad de este vehículo como posible causa final del siniestro.

Como sabes, el intérprete del personaje de Brian O´Conner en la saga de películas ‘A Todo Gas – Fast & Furious’ falleció el pasado sábado en un accidente de circulación junto a su amigo Roger Rodas, que iba al volante. Al parecer, el actor estaba intentando vender el coche en que iban ese día y todavía hoy, el Porsche Carrera GT de Paul Walker sigue a la venta en internet. En la página 'Always Evolving' deben de tener algún problema con el servidor porque el anuncio en el que aparece el Carrera GT de Paul Walker aparece y desaparece por momentos, pero puedes ver todas las imágenes y datos del vehículo aquí.

El Porsche de Paul Walker tenía poquísimos kilómetros a pesar de haber sido matriculado en 2005, ya que solo tenía unos 5.000 en el tacómetro. Ni qué decir tiene que el anuncio ya no es válido porque este Porsche Carrera GT quedó completamente destruido en el accidente de Paul Walker. Como te contaba ayer, ha surgido una cierta polémica en torno a la supuesta peligrosidad de este modelo en cuestión, sobre la que hay nuevos datos.

Al parecer, en 2004, unos meses antes de iniciarse la venta del Porsche Carrera GT, su fabricante realizó una completa memoria con una serie de advertencias de cara a sus futuros propietarios. No es para menos, dado que este modelo es todavía hoy el coche más parecido a uno de competición que Porsche ha vendido jamás, ya que está casi completamente construido en fibra de carbono.

En el documento se advierte explícitamente que cualquiera que vaya a conducir este coche debería someterse a unas horas de entrenamiento específico por parte de Porsche o en un centro técnico. Por ese lado, no parece que hubiera problema, dado que Roger Rodas, el amigo de Paul Walker que conducía, era un conductor experimentado. Sin embargo, en el memorando, Porsche también hace hincapié en la facilidad con la que el Porsche Carrera GT puede sufrir un desperfecto que podría llevarle a tener un accidente.  

En varios sitios de Internet se está reproduciendo el contenido de este memorando, en el que, supuestamente, llegaba a decirse: “el coche no puede pasar siquiera por encima de un reductor de velocidad sin sufrir algún tipo de daño en los paneles inferiores”. Algunos incluso apuntan a que esta podría ser la causa final del que Roger Rodas perdiera el control del Porsche Carrera GT, dado que la calle por la que circulaban está llena de bandas reflectantes sobre el firme y otros obstáculos que podrían haber dañado el vehículo.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches